Aterriza ala a propulsión solar tras vuelo que batió récord

La enorme ala a propulsión solar creada por la NASA, operada a control remoto, superó dos récords: el de 24.444 metros de altitud logrado por un propulsor pilotado, y el de 25.928 metros logrado por un avión a hélice.

14 de Agosto de 2001 | 11:29 | AP
BARKING SANDS.- La enorme ala a propulsión solar creada por la NASA aterrizó sin problemas el martes, luego de establecer marcas de altitud para naves sin motor, pero quedando 1.000 metros por debajo de su meta.

Alas HeliosEl avión, que no llegó a alcanzar su meta por tan solo 1.066 metros, aterrizó en la isla de Kauai tras un descenso de nueve horas.

"Todo salió a la perfección", señaló Jenny Baer-Riedhart, directora de asuntos públicos de la NASA.

El prototipo Helios, más parecido a una de las primeras aeronaves que a un proyecto de la NASA, alcanzó una altitud de más de 29.000 metros.

La nave, operada a control remoto, superó dos récords: el de 24.444 metros de altitud logrado por un propulsor pilotado, y el de 25.928 metros logrado por un avión a hélice.

Los diseñadores piensan que Helios puede alcanzar 31.394 metros bajo condiciones climáticas ideales, y eventualmente podría llegar a Marte. Su nivel de ascenso depende de la cantidad de luz solar y aire, así como otras condiciones.

La nave obtiene su electricidad de un panel de 65.000 células solares cubriendo el ala.

El Helios podría llegar a ser una especie de satélite o base de telecomunicaciones a bajo costo, capaz de emitir transmisiones más eficientes, permitir acceso rápido a la Internet y facilitar comunicaciones inalámbricas.

También es la mejor plataforma para analizar la atmósfera de la Tierra a 18.000 o 30.000 metros, y puede ser usada con algunos propósitos como el de rastreo de huracanes, dijo la NASA.

Con un peso en vuelo de 700 kilogramos, el Helio es más liviano que muchos automóviles.

La nave, de un costo de 15 millones de dólares es controlada por computadoras personales. Sus 14 hélices especialmente diseñadas son movidas por pequeños motores de dos caballos de fuerza alimentados por 65.000 células solares que cubren el ala. Solamente las celdillas solares cuestan unos 10 millones, dijeron fuentes de la NASA.

Con 74 metros, su superficie alar es más amplia que la de un Boeing 747, aunque su largo es de sólo 2,4 metros.

Su próxima prueba será tratar de alcanzar los 18 kilómetros de altura en un vuelo a realizarse en el 2003.

En la Red:

AeroVironment: www.aerovironment.com

Helios: www.dfrc.nasa.gov

Avión propulsado a energía solar: www.solaraircraft.com
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores