Científicos advierten sobre posible tsunami en el Océano Atlántico

De ocurrir, el fenómeno causaría millonarios daños en Europa, especialmente en Gran Bretaña, España, Portugal y Francia.

29 de Agosto de 2001 | 09:32 | REUTERS
LONDRES.- La erupción de un volcán de las Islas Canarias podría generar un "mega tsunami" que devastaría las áreas costeras del Océano Atlántico con olas de hasta 100 metros de altura, dijeron el miércoles los científicos.

Una erupción del volcán Cumbre Vieja en La Palma, la isla más occidental de las Canarias, probablemente desprendería hacia el mar un inmenso fragmento de roca, cuyo impacto en el agua podría desatar las mayores cortinas de agua que se han visto en la historia.

El tsunami sería capaz de viajar extensas distancias a una velocidad de hasta 800 kilómetros por hora, dijeron los científicos en un artículo investigativo que será publicado en el número de septiembre de Geophysical Research Letters.

Simon Day, del Centro de Investigaciones de Peligros Benfield Greig de la Facultad Universitaria de Londres, explicó que el volcán no está activo actualmente y los riesgos a corto y mediano plazo son prácticamente mínimos.

Sin embargo, el Cumbre Vieja debe ser observado con mucho cuidado por cualquier síntoma de actividad para que los servicios de emergencia puedan planear una respuesta efectiva, agregó.

"Las erupciones del Cumbre Vieja ocurren más o menos en intervalos de décadas o un siglo y podrían ocurrir aún varias erupciones antes del desprendimiento (de la roca)", dijo Day, quien colaboró en la investigación con Steven Ward, de la Universidad de California.

"Aunque la posibilidad de año a año de un colapso es por lo tanto baja, el tsunami resultante sería un inmenso desastre con efectos indirectos en todo el mundo", agregó.

Lo peor: el oeste del Sahara

Los efectos podrían propagarse al norte, el oeste y el sur de las Canarias, y el oeste del Sahara sería el lugar más afectado por la onda de energía.

La energía liberada por el desprendimiento sería similar al consumo de electricidad de todo Estados Unidos en un semestre.

Inmediatamente después del fenómeno, se formaría una cúpula de agua de 900 metros de altura y decenas de kilómetros de ancho, que al reducirse se propagaría.

Mientras las rocas del desprendimiento se vayan hundiendo en el mar, nacerá el tsunami. En 10 minutos, el tsunami habrá viajado una distancia de casi 250 kilómetros.

En la costa occidental del Sahara, las olas probablemente alcanzarían los 100 metros.

En la Florida y el Mar Caribe, los puntos finales del norte del Atlántico afectados por el tsunami, podrían esperarse olas de hasta 50 metros a unas ocho o nueve horas del desprendimiento.

Las olas en Europa serían menores, pero suficientemente dañinas en Gran Bretaña, España, Portugal y Francia.

El estudio calculó que el agua penetraría varios kilómetros en tierra y la devastación alcanzaría billones de dólares en daños.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores