Universidad de Yale ofrece cursos on line gratis

La famosa institución estadounidense comenzó a poner en internet algunas de sus clases, siguiendo ejemplos como el del MIT.

WASHINGTON.- ¿Has soñado alguna vez con ir a Yale? Ahora ya puedes, y sin pagar los más de 30.000 dólares que cuesta por año, pues la universidad ha comenzado a poner en internet algunos de sus cursos con acceso libre (http://open.yale.edu/courses/). Eso sí, no te darán diploma.


Los alumnos virtuales pueden ver al profesor Shelly Kagan, sentado encima de la mesa de clase, divagando sobre el concepto de la muerte o a su colega Charles Bailyn zambullirse en la controversia sobre si Plutón es un planeta o no.


Son dos de los siete cursos colgados en internet por la universidad, que abre una ventana al pensamiento de académicos de primer nivel, aunque uno esté a miles de kilómetros de distancia de New Haven, la ciudad del estado de Connecticut marcada por los edificios neogóticos de Yale.


"Creemos que instituciones como Yale deben compartir sus recursos con el resto del mundo y al hacerlo, contribuimos a la democratización del conocimiento,” dijo Diana Kleiner, la directora del proyecto.


Nueva tendencia


Esta iniciativa es parte de un movimiento al que se han sumado hasta ahora unas 160 universidades de todo el mundo, las cuales han decidido abrir las puertas de sus clases a cualquiera con una conexión de internet y al deseo de aprender.


La mayoría están agrupadas en el llamado “OpenCourseWare Consortium” (Consorcio de cursos abiertos), al que pertenece el portal Universia (http://ocw.universia.net/), que ofrece contenidos de universidades españolas y latinoamericanas.


Algunos centros, sin embargo, se limitan a divulgar el temario y algunas lecciones, lo que dista mucho de la riqueza de materiales que ofrecen ciertas instituciones estadounidenses.


Aun así, la tendencia es a que cada vez se añadan más, según Steve Carson, director de comunicaciones del proyecto "OpenCourseWare” (Cursos abiertos) del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).


"Estamos creando una reserva mundial de conocimiento desde distintos puntos de vista culturales y en base a sistemas educativos diferentes,” dijo Carson.


El MIT ha sido el pionero al poner desde 2002 en la página http://ocw.mit.edu parte del contenido de sus aulas.Hace unas semanas logró que tengan presencia en la red sus 1.800 cursos, incluidos “Neurobiología genética,” “Tiro al arco” y "Filosofía de mecánica cuántica.”


En lugar de volumen, como MIT, Yale se ha concentrado en ofrecer un pequeño número de aulas, pero con grabaciones en vídeo de alta calidad y audio en MP3 -para quien quiera estudiar en la cinta de ejercicio- transcripciones, y problemas y exámenes con sus soluciones.


"No hace falta apuntarse, no hace falta una contraseña, está listo para cualquier persona en cualquier parte del mundo,” dijo Kleiner.


Según Carson, la mitad de los alumnos que entran a MIT conoce sus cursos abiertos y, de esos, una tercera parte ha dicho que ese programa fue un factor fundamental a la hora de decantarse por esa universidad.


Los cursos también atraen a profesores de otras instituciones, interesados en los métodos de enseñanza.


Su interés, sin embargo, va más allá del círculo académico. La mitad de los usuarios de la página de MIT, que visitan dos millones de personas al mes, son autodidactas, personas que quieren ponerse al día con los últimos descubrimientos en su campo o que siempre habían querido saber cómo funciona el cerebro.


Sin embargo, los cursos abiertos no son lo mismo que ir a clase. No hay interacción con el profesor, aunque Yale sopesa crear foros de debate. Tampoco existe el contacto con otros viajeros en el periplo del aprendizaje. Aprender por internet es un placer solitario.

EFE
Jueves, 20 de Diciembre de 2007, 06:30
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Tecnología
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion