China vuelve a tener el supercomputador más rápido del mundo

El nuevo proyecto fue desarrollado por la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa y dobla los 17,59 petaflops de la que hasta ahora era la máquina más veloz del planeta.

17 de Junio de 2013 | 10:02 | EFE

La imagen corresponde al supercomputador estadounidense ''Cray Titan''.

Archivo, El Mercurio

BEIJING.- Ingenieros militares chinos anunciaron hoy que consiguieron desarrollar un supercomputador capaz de calcular 33.860 billones de operaciones por segundo (33,86 petaflops), por lo que China vuelve a tener este tipo de equipos más rápido del mundo, tres años después de ostentar ese honor por primera vez.


La supercomputadora, llamada "Tianhe 2" ("Río del Cielo"), fue desarrollada por la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa y dobla los 17,59 petaflops de la que hasta ahora era la máquina más rápida del planeta, el "Cray Titan" estadounidense.


El ordenador chino logró además máximas de velocidad de hasta 54.900 billones de operaciones por segundo (54,96 petaflops), señaló la información de Xinhua.


El antecesor de la supercomputadora china, el "Tianhe 1", con una velocidad de 2,56 petaflops, fue el más rápido del mundo entre noviembre de 2010 y junio de 2011, aunque fue reemplazado entonces por el japonés "Fujitsu K", en la continua carrera de las superpotencias por disponer de la tecnología informática más veloz.


El "Tianhe 2" fue desarrollado en la ciudad meridional china de Cantón, cuenta con la cooperación de la firma tecnológica china Inspur y utiliza un sistema operativo Linux, como la mayoría de los más rápidos supercomputadores mundiales.


Hasta 2010, China nunca había conseguido tener el computador más rápido del mundo, un hito que también han conseguido en diferentes épocas Alemania, Reino Unido, Japón, Italia, la antigua Unión Soviética y Estados Unidos.


China ahora espera que el "Tianhe 2" encabece la lista de ordenadores más rápidos del planeta TOP500, elaborada cada dos meses por universidades alemanas y estadounidenses, lo que supondría la oficialización del récord.