Viña 2000: Emmanuel se encomendó a su pasado

El cantante mexicano abrió la segunda jornada festivalera con una certera andanada de sus mayores éxitos. Un espectáculo donde sólo mostró una canción de su nuevo disco y desplegó un repertorio a medida del público. El humor de Daniel Muñoz, José Alfredo Fuentes y Elvis Crespo completaron la noche.

18 de Febrero de 2000 | 08:49 | EL MERCURIO
VIÑA DEL MAR.- No hubo mayores preámbulos, anoche, al inicio de la segunda jornada del Festival de Viña. Y la premura, sumada a la apertura a cargo de Emmanuel, fue un pasaporte directo al pasado.A seis años de su última visita a la Quinta Vergara, el mexicano inició su espectáculo con los coros de su más reciente canción, "Sentirme vivo", pero sólo para deslizarse a través de ellos hacia su historia.

Corroborado por un negro chaquetón largo como los que se llevaban en los '80, el cantante volvió a 1989 para cantar "Bella señora", a 1990 con "No he podido verte", y a 1992 con "Magdalena", en los primeros minutos de show. Emmanuel ya puede jugar sin problemas a la máquina del tiempo sobre un escenario.

Basado sobre todo en su catálogo, anoche el mexicano cantó, se ganó el grito masivo de la platea femenina y volvió a hacer gala del baile que escaseaba en la canción radial latina antes de su llegada. Todo antes de encomendarse al santo nombre del compositor español Manuel Alejandro para cantar "Pobre diablo", "Detenedla ya" y la andanada de éxitos de un disco capital, "Intimamente" (1980), como "Quiero dormir cansado", "Tengo mucho que aprender de ti" o "El día que puedas".

Escoltado por un grupo de trece músicos y coristas y víctima de un sonido no totalmente nítido al comienzo del show, Emmanuel dio una entusiasta aunque escasa prueba de vigencia, al mostrar la canción que titula su más reciente disco, "Sentirme vivo" (1999).

Pero el cantante redondeó un show que, aunque breve, lo mostró por igual en el pasado y el presente - y que en pantalla alcanzó un peak de 48 puntos on line a las 22:46 horas- . Capaz después de más de veinte años de carrera de preguntar al público sobre si prefiere una canción de amor o para bailar, o si quiere una de ayer o de hoy, Emmanuel trajo, tal como Juan Luis Guerra en la jornada inaugural, un espectáculo sin edad y sobreviviente a la moda.

Al cierre de esta edición, el coronel de Carabineros Julio Saavedra, prefecto de Viña del Mar, informó que, al revés de la primera jornada, esta vez la Quinta Vergara no se vio sobrepasada en su capacidad y asistieron al espectáculo doce mil 500 personas.

La noche siguió con la actuación del actor Daniel Muñoz, quien, con su personaje popular "El malo", tuvo algunas dificultades iniciales para ganarse el apoyo de la Quinta Vergara.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores