Qué pasó en la media hora de silbatina del show de Joe Vasconcellos

Momentos de tensión como pocos se vivieron a causa del clamor popular ocasionado por el paso del cantante chileno en el festival. Este es el relato de lo ocurrido durante los 29 minutos que duró el reclamo del público por la ausencia de Joe Vasconcellos en el escenario.

19 de Febrero de 2000 | 10:53 | Diario El Mercurio
00.37. Termina el show de Vasconcellos, se repliega el escenario y parte la presentación del jurado.

00.40. Técnicos del canal terminan de desmontar los instrumentos mientras se instalan los micrófonos para José Alfredo Fuentes. "En tres minutos vimos cómo descablearon todo", recuerda Jaime Vivanco, tecladista del grupo.

00.41. Mientras arrecian pifias sobre el jurado, los músicos van al camarín y Vasconcellos hace sus primeras declaraciones a radio Cooperativa. "Estamos escondiditos aquí atrás, por si pasa algo. Sabemos que es una locura, son muchas bandas y eso limita a los tiempos. Teníamos un repertorio súper largo, pero en fin. Vamos a esperar que el monstruo se calme o si no volvemos a tocar no más", dice.

00.42. Canal 13 sacrifica definitivamente la continuidad del espectáculo y adelanta el corte a comerciales tras la presentación del jurado. Pollo Fuentes ya ha decidido no actuar, mientras los clips de otros artistas del festival en la pantalla de la Quinta exacerban la protesta del público.

00.46. Tras nueve minutos de pifia, Gonzalo Bertrán se reúne urgentemente con el representante de Vasconcellos, César Monroy. Fuentes vuelve a su palco con evidente expresión de molestia, descartando toda actuación.

El clima se enrarece. "Bertrán no lo podía creer, se agarraba la cabeza", dice Vivanco. "Se paseaba para allá y para acá. Estaba todo muy loco ahí atrás. Nadie sabía qué hacer, se corría, todo son decisiones que se tomaban en segundos", agrega Ema Pinto, una de las cantantes del grupo.

00.48. El público ya ha pasado de la simple silbatina a gritos como "Joe, amigo, el pueblo está contigo", "El monstruo quiere a Joe" o el cántico "Joooou". Vasconcellos se suma a la reunión con Bertrán, al cabo de la cual se resuelve reanudar el show con toda la banda, que lleva más de diez minutos en camarines.

"Algunos empezamos a sacar las cosas para irnos al bus cuando nos dijeron no se cambien de ropa porque tienen que subir de nuevo al escenario", recuerda Ema Pinto. "Volvimos (al escenario móvil en bambalinas), pero era una locura tratar de conectar todo de nuevo".

Canal 13 considera por un instante la posibilidad de que el grupo salga con instrumentos desconectados, posibilidad descartada. "Finalmente llegó Gonzalo Bertrán a decirnos que se iba a hacer difícil tocar con todos los músicos, cuando escucho que Joe está cantando a capella", agrega Ema Pinto.

00.50. Vasconcellos aparece a solas con Antonio Vodanovic al escenario. El cantante toma la palabra y luego de pedir calma al público empieza a cantar, a capella, "Ciudad traicionera". Todo el público corea y enciende antorchas, pero la canción queda inconclusa por problemas de sonido.

De vuelta tras el escenario, Joe menciona lo que Bertrán le ha pedido. "Que el show debe seguir y que por favor haga un tema para tranquilizar al público. La guitarra no apareció nunca", reclama.

00.57. Vasconcellos sale de nuevo a cantar "Ciudad traicionera", esta vez con el guitarrista Cristian Carvallo y el bajista Christian Gálvez, y recibe una segunda gaviota de plata de manos del alcalde Rodrigo González.

"Joe no quería subir sin la banda. Teníamos dos temas más, "Conciencia" y "Ciudad traicionera" preparados con el grupo", recuerda Vivanco. "Pero "Conciencia" es un tema bastante potente e iba a encender de nuevo al público", agrega Ema Pinto. "No les servía, porque la idea era apaciguar al público".

01.06. Tras 24 minutos de comerciales, y de sucesivas reuniones de ejecutivos de Canal 13, se reanuda la transmisión de la Quinta Vergara, aunque las pifias no terminan. El cantante estadounidense Peabo Bryson enfrenta con éxito a uno de los públicos más hostiles de que debe tener recuerdo, y el clamor popular por Vasconcellos se extenderá por toda la competencia internacional.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores