Pizarro: Una nueva esperanza de gol

El joven delantero peruano, perteneciente a las filas del Werder Bremen alemán, se asoma como la nueva luz para el finiquito y los goles peruanos. En este equipo, a diferencia de Chile, no hay duplas, pero sí una gran variedad de jóvenes delanteros.

25 de Abril de 2000 | 09:56 | El Comercio (Perú) - GDA
LIMA.- Hay que despedirse de los tiempos en que había que prenderle velas a Flavio Maestri, único y estoico atacante de la selección. Se acabaron las épocas en que había que nacionalizar a Julinho a la mala y había que hinchar por el inexpresivo Carty. Antes, para Oblitas "eran Flavio y diez más". Ahora, como sucedió en la previa al partido ante Paraguay, Maturana puede pensar en varios nombres.

El arribo de una gran noticia llamada Claudio Pizarro comenzó a cambiar las cosas. No es un dato menor que haya anotado cinco goles en el último preolímpico. Habría que apelar a las estadísticas para establecer una cifra parecida con un delantero peruano. Incluso ni Marcelo Salas, en sus tiempos de sub 23, alcanzó una cifra similar (sólo hizo uno). Se podría decir que, en proyección, los números de Pizarro son superiores y abren -por lo menos- esperanza.

El 'Bombardero' del Werder Bremen alemán, capaz de definir con los dos perfiles, hacer daño en los tiros libres, y sacarle 'cachita' a Chilavert sin temor al sopapo, es el delantero más peligroso del Perú. Es titular indiscutido, y lo suyo adquiere más valor que lo de Maestri en aquel tiempo porque hoy sí hay con quienes competir.

No tenemos dupla pero sí un gran harén: hay un Abel Lobatón (cuatro goles en el último Preolímpico) que, veloz e incisivo por los extremos, es de esos delanteros que saben que son también el primer defensor. Esta Ysrael Zúñiga, un auténtico tanque, tan frontal en sus intentos al arco que a veces habría que decirle que en el fútbol también vale pasar la pelota y el cervecero Roberto Holsen, una aparición prometedora, de buen pie y gatillo fácil.

Pero no todas son rosas: Zúñiga no juega en Inglaterra desde hace un mes, Holsen tuvo recientemente problemas de disciplina y Lobatón no es todavía el Abel del Preolímpico. Pero es lo que tenemos, y si usted revisa con dedicación, se dará cuenta de que es mucho, muchísimo más de lo que teníamos hace 3 años.

El Comercio (Perú) - GDA

Vea nuestro especial sobre las Eliminatorias




EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores