Esa maldita falta de fútbol

Esa fue la razón esgrimida por los jugadores para explicar el empate de ayer: necesitan más tiempo para trabajar, para jugar y para conocerse.

27 de Abril de 2000 | 11:00 | El Mercurio
Esa maldita falta de fútbolFalta fútbol y conocimiento. La confesión nació de forma espontánea como manera de explicar el empate. Uno a uno los seleccionados arguyeron las razones de un resultado que, según ellos, no complica las opciones de clasificar.

Uno de los primeros en dar la cara fue el capitán.

Iván Zamorano de inmediato replicó a ciertas críticas del público. "Cuando se pierde, lo primero que se pide es la cabeza del técnico. Pero no es lo que debe hacerse. Todos estamos muy unidos y sacaremos esto adelante porque tenemos un plantel muy competitivo. Estoy seguro de que nos recuperaremos", comentó.

Y luego agregó: "Se empató porque Perú nos hizo un buen partido. Fue un buen rival y se hizo todo lo posible, pero no se ganó. Hubo entrega y pasión, pero nos faltó. Ahora sólo nos cabe esperar lo que viene. Estamos recién comenzando y restan 16 partidos".

A este respecto, Zamorano dijo que "esperamos que para el partido en Uruguay todo mejore porque ahí sí vamos a tener tiempo para trabajar. Se nota que nos falta trabajo como equipo y con el receso en Europa podremos prepararnos de mejor forma".

Por su lado, Marcelo Salas fundamentó las razones de la paridad.

"Empezamos muy fríos, muy estáticos y le dimos mucha ventaja a Perú. Afortunadamente eso se mejoró en el segundo tiempo, pero no fue suficiente... Nos falta afinidad, nada más. Falta convivencia", explicó.

Luego, el delantero se explayó sobre este punto: "Hay mucha gente nueva y nosotros, los que venimos de afuera, tenemos poco tiempo para conocerlos y llegar así a un mejor entendimiento en la cancha. Creo que eso se va a lograr con el correr de los partidos. Así lograremos acoplarnos. Y ojalá sea rápido para alcanzar la seguridad que nos caracterizaba".

Salas, además, dijo que no sentía una mala evaluación del público hacia los jugadores: "Creo que la gente se da cuenta si los jugadores se esfuerzan o no. Se gane, se empate o se pierda eso se nota. Y hoy (anoche) lo dimos todo, pero al final no se pudo. Es lamentable. Nosotros también queríamos ganar y nos vamos muy amargados".

El zurdo agregó que "no creo que con este resultado quede comprometida nuestra opción de clasificar. No se ha jugado nada y queda mucho todavía por jugar. Además, en las eliminatorias pasadas también partimos mal y terminamos en el Mundial".

El presidente interino de la ANFP, Miguel Bauzá, fue bastante categórico: "La palabra que me define en este momento es decepción. Hay que cerrar filas, no podemos echarnos a morir. No se ha perdido nada. En la adversidad, el que no cierra filas está liquidado".

Bauzá ratificó la continuidad de Nelson Acosta en el banquillo nacional, sin perjuicio de que "este martes habrá reunión de directorio. Las peores decisiones son las que se toman en caliente". En todo caso, el timonel subrogante del fútbol nacional manifestó su incomodidad por la presencia de algunos jugadores de la selección - y también de Acosta- en "Viva el Lunes". "Yo no lo hubiera hecho. Pero es un tema que debemos conversar". El volante José Luis Sierra comentó que "estamos amargados porque tuvimos oportunidades para ganar, pero nos quedamos con una gran insatisfacción porque, creo, nos falta fútbol. Para todos es difícil jugar juntos. No tengo la fórmula para solucionar ese problema y sería muy fácil entrar a analizar algún cambio cuando el partido ya terminó. Muchas veces se nos pide actitud y ganas y el equipo las tuvo hoy, pero eso no basta: nos falta fútbol".

Sierra agregó que "la entrada de Claudio (Núñez) fue importante porque abrió la cancha, tiró centros y nos permitió desahogarnos. Estábamos muy cerrados y su ingreso nos ayudó".

Javier Margas tenía sentimientos encontrados. Por una parte estaba feliz con su segundo gol en menos de una semana (el sábado anotó para el West Ham United), pero también se mostró "preocupado" por el desempeño del equipo nacional.

Además, decretado el epílogo, se enfrascó en un duelo con Percy Olivares, que él mismo detalló: "Lo que pasa es que se tomó los testículos y le hizo gestos groseros al público. Lo consideré una falta de respeto increíble... Al final mostró sus vergüenzas, pero se fue al camarín con un tremendo combo en el hocico".



Vea nuestro especial sobre las Eliminatorias


EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores