Acuña, un luchador solitario

Un breve análisis del desempeño de los jugadores del seleccionado chileno que estuvieron en la cancha anoche en el Nacional.

27 de Abril de 2000 | 11:13 | El Mercurio
Tapia contiene parcialmente una peligrosa llegada de PizarroNELSON TAPIA: Una de las mejores figuras del equipo nacional. Atento y concentrado, tuvo un par de intervenciones decisivas. Valiente en la salida, arriesgó la integridad física en los minutos finales. En el gol de Jayo, no tuvo responsabilidad.

PEDRO REYES: En su labor de líbero estuvo correcto. Fue el más ordenado de la defensa y asistió en los desarreglos de sus compañeros.

JORGE VARGAS: Las ganas, en general, lo traicionaron. Fue con demasiada vehemencia a los cruces y también careció de distancia y tiempo en la marca.

JAVIER MARGAS: Su duelo con Claudio Pizarro fue uno de los condimentos más atractivos del partido. El zaguero ganó más que perdió, aunque en circunstancias normales - un buen arbitraje- debió salir expulsado. El gol tuvo su sello.

CLAUDIO MALDONADO: Trató de desbordar por su ala pero no fue la salida esperada. Fue más lateral que volante.

FRANCISCO ROJAS: Su regreso a la selección fue nefasto. Débil en la marca y nulo en el apoyo por su franja.

CLARENCE ACUÑA: El mejor jugador de Chile. El volante fue a la pelea frontal con los volantes peruanos y sólo cometió un error de marcación sobre Roberto Palacios que significó una jugada de gol de los del Rímac. Su labor, en todo caso, fue solitaria. Necesitaba ayuda. Y no la tuvo.

RODRIGO TELLO: Mucha intención pero poco aporte. Trató de juntarse con Pizarro pero careció de profundidad. Su peso, en la selección, sigue siendo limitado.

DAVID PIZARRO: No era el hombre indicado para jugar con tantos metros de distancia con los delanteros. Se vio mucho mejor en el segundo tiempo, cuando jugó algunos metros más arriba. Ahí, lo sacaron.

IVAN ZAMORANO: El despliegue habitual del capitán chileno no bastó. Se inició como "primer punta" para luego quedar casi como asistente de Salas. En ambas situaciones sólo tuvo buenos momentos.

MARCELO SALAS: Su falta de movilidad la suplió con toques sutiles y bien intencionados. Físicamente se le nota el trajín de una temporada durísima.

JOSE LUIS SIERRA: Entró y se instaló en lugar donde había más piernas peruanas. Y ahí, no fue el aporte esperado.

CLAUDIO NÚÑEZ: El mejor de los que entró en el segundo tiempo. Abrió la punta derecha y fue una constante preocupación para la defensa rival.

RODRIGO NÚÑEZ: Sólo intenciones. Le faltó peso futbolístico
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores