Técnico uruguayo prepara ofensiva para partido con Chile

Daniel Passarella ya experimentó su primera y sorpresiva baja en el equipo que enfrentará a Chile por la eliminatoria mundialista y evalúa una agresiva ofensiva con jugadores creativos.

25 de Mayo de 2000 | 15:29 | ORBE
MONTEVIDEO.- El seleccionador de Uruguay, el argentino Daniel Passarella, ya experimentó su primera y sorpresiva baja en el equipo que enfrentará a Chile por la eliminatoria mundialista y evalúa una agresiva ofensiva con jugadores creativos.

Passarella recibió con sorpresa la lesión del defensa del River Plate, Leonardo Ramos, quien estaría casi descartado para jugar contra Chile el próximo 3 de junio a causa de un desgarro en un aductor de la pierna derecha que sufrió en el partido ante el Boca Juniors por la Copa Libertadores, la víspera.

Si bien el jugador será sometido a ecografías y otros exámenes, el cuerpo técnico considera la posibilidad de no incluirlo para este partido de la tercera fecha de la eliminatoria sudamericana de cara al Mundial de Corea/Japón 2002.

Como única ausencia destacada en el plantel aparece la del volante Gustavo Poyet, del Chelsea inglés y quien no fue citado al alegar su club que tenía exceso de competencia.

Por otra parte, el técnico argentino trabaja en un planteo de amplio tono ofensivo con marca a presión que le permita buscar un claro triunfo ante Chile y que "ellos se preocupen más de lo que hagamos nosotros".

Passarella dijo que "creo que podemos dar mucho más de lo que dimos en lo que va de la eliminatoria, pienso que se va definiendo una base de jugadores, no total y final" con una parte de los 20 jugadores convocados.

Recordó el antecedente que tuvo con Argentina al señalar que "cuando tuvimos los jugadores con un tiempo prudente de anticipación el equipo siempre jugó bien y esperamos que se repita acá (contra Chile)" y para ello apostará a varios jugadores "creativos".

Para los primeros tres cotejos de eliminatoria Passarella convocó a 34 futbolistas, de ellos sólo ocho se mantuvieron estables.

La idea del técnico argentino es conjuntar a la "manija" de Uruguay, el volante del Inter de Italia, Alvaro Recoba, con jugadores como el atacante del Defensor, Federico Magallanes, el del Málaga español, Darío Silva, y el ahora volante del Juventus, Fabián O'Neill.

Silva aseguró a medios de prensa en Montevideo que "a Chile le gusta atacar mucho, pero vamos a intentar atacarlos a ellos para ver qué sucede, ojalá pueda hacer un gol ante los chilenos, sueño con eso" y opinó que deberá primar "la calma", aunque "estoy seguro que ganamos".

La preparación de Uruguay se inició el lunes con la concentración en Montevideo y continuará en pocos días más en un complejo del residencial balneario de Punta del Este (a unos 140 kilómetros al este de la capital uruguaya) con plantel completo.

El jueves pasado Passarella convocó a once jugadores del exterior, en su mayoría del fútbol español e italiano, y nueve del medio local, tres de Peñarol y tres de Nacional, los "grandes" del balompié uruguayo.

Uruguay debutó en las eliminatorias con victoria 1-0 ante Bolivia, en Montevideo, y cayó 1-0 ante Paraguay de visitante, en tanto Chile empató 1-1 de local con Perú y perdió 4-1 con Argentina.

El principal objetivo de la Federación uruguaya y de Passarella es la clasificación al Mundial tras dos ausencias seguidas, en Estados Unidos 94 y Francia 98, por ello fue contratado el argentino en abril de 1999 con un salario mensual de 78 mil dólares.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores