"Acuña debe buscar en su entorno a los culpables"

En la orina de Acuña se halló mil nanogramos de isoprotenerol por mililitro. Según el decano de la Facultad de Química de la 'U', Luis Núñez, lo máximo para no denunciarlo como doping o pensar que es una "traza" medicada es de cinco a diez nanogramos. "Si la FIFA hubiese tenido dudas, lo habría sólo amonestado", aclaró.

SANTIAGO.- "Al jugador Clarence Acuña se le halló isoprotenerol en una cantidad de mil nanogramos por ml (mililitro), lo que es una concentración relativamente alta. Eso en un deportista estimula el trabajo cardíaco, con mayor irrigación y broncodilatación para un mayor rendimiento".

Las palabras pertenecen al doctor Luis Núñez, quien en su calidad de decano de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile -entidad encargada de las muestras de doping- recibió el llamado desde Zurich del miembro de la FIFA Marco Antonio Texeira, tras el fallo de cuatro meses de suspensión para el seleccionado.

Texeira, de profesión químico farmacéutico orgánico, ostenta el cargo de presidente de la comisión antidoping de la Confederación Sudamericana de Fútbol y también jefe del laboratorio antidopaje de Brasil.

"Nos informó que a Acuña se le sancionó con cuatro meses, porque es la pena que corresponde, ya que se considera al isoprotenerol un estimulante y no un anabólico. Si la FIFA hubiese tenido dudas lo habría amonestado, pues cuando Maradona reincidió lo suspendieron por seis meses", agregó el facultativo de la 'U'.

-¿Qué habría provocado dudas en la dirigencia del fútbol mundial?

"La concentración de isoprenalina es relativamente alta, mil nanogramos por ml; de cinco a diez se considera que puede ser una traza medicada farmacológicamente. Hasta 50 queda la duda razonable, y cualquier químico no lo habría informado como positivo".

En tal sentido, Núñez planteó que "si la FIFA hubiese tenido la duda con los resultados de los laboratorios de Chile y Brasil, sólo lo habrían amonestado", como le confidenció el miembro de ese organismo.

Destacó que en la reunión en Zurich los delegados presentes de la ANFP (Juan Pablo Arriagada) y del club universitario (Raúl Donckaster), además del jugador aludido, no plantearon "ninguna objeción" al procedimiento de toma de muestra.

"Es decir, de los laboratorios, que reciben la muestra sellada -como los frascos de antibióticos-, con la firma del jugador, no existe ninguna injerencia en el resultado. Se reconoció que la muestra de orina analizada pertenecía al señor Acuña".

Los informes técnicos de la bioquímica Ana María Iturrieta (sobre mezclas de isoproterenol con diclofenaco) y del sindicato de futbolistas no fueron considerados. "Sólo se oyeron los testimonios de los dirigentes y del jugador, en que pesó su conducta anterior intachable", aclaró el docente.

Sobre Iturrieta, fue tajante: "Esa señora no es química ni farmacéutica, es ingeniero en ejecución en química de la Universidad Santa María. Sobre el tema no tiene idea, y sus opiniones son químicamente inconsistentes sobre los efectos de un cóctel de isoproterenol con diclofenaco".

-Entonces, decano, ¿cómo se explica la presencia de estimulantes?

"Hay muchos medios. El diclofenaco se usa por trastornos agudos, en procesos inflamatorios o traumatismo, y lo normal es que sea inyectable. Por la misma vía se puede consumir isoprotenerol, o en forma oral a través de tabletas. Acuña tiene que ver en su entorno, y no en los laboratorios, a los culpables".

Vea nuestro especial sobre las Eliminatorias

El Mercurio Electrónico
Martes, 6 de Junio de 2000, 16:15
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion