Históricos vuelven a la selección boliviana

El técnico Carlos Aragonés considerará para su próximo partido eliminatorio a Marco Antonio Etcheverry, Jaime Moreno, Juan Manuel Peña y el portero José Carlo Fernández, cuyos nombres no aparecieron en las nóminas de los últimos partidos.

20 de Agosto de 2000 | 18:32 | EFE
LA PAZ.- Marco Antonio ''El diablo'' Etcheverry, Jaime Moreno, Juan Manuel Peña y José Carlo Fernández están en los planes del director técnico de la selección boliviana de fútbol, Carlos Aragonés, para el partido con Brasil, del próximo 3 de septiembre, por las eliminatorias mundialistas.

El entrenador informó que la nómina de convocados para ese partido, por la octava fecha de las eliminatorias suramericanas para el Mundial Japón-Corea del Sur 2002, la dará a conocer entre lunes y martes, aunque dejó entrever que llamará a los denominados ''legionarios''.

La determinación de llamar nuevamente a los considerados jugadores ''históricos'' de la selección boliviana tiene que ver con la pobre campaña cumplida hasta el momento en esta ronda de eliminatorias, en la que Bolivia ocupa el penúltimo lugar con 5 puntos, a once del líder Argentina.

''El diablo'' Etcheverry y Moreno, del estadounidense D.C United, no jugaron contra Paraguay y Ecuador.

En tanto, Juan Manuel Peña, del Valladolid, de España y José Carlos Fernández, del Vera Cruz, de México, no fueron convocados para el juego contra Ecuador del pasado miércoles, donde Bolivia cayó derrotada por 2-0.

Los medios de prensa locales habían informado sobre una polémica que mantuvo Aragones con Etcheverry y Moreno, debido a que no fueron convocados para los dos últimos partidos de la selección nacional, pero el tema fue aclarado por los propios futbolistas, quienes anunciaron públicamente que están dispuestos a responder a un nuevo llamado del técnico.

El seleccionador boliviano ratificó que había descartado en los anteriores partidos a los ''legionarios'', porque los futbolistas no fueron cedidos con 10 días de anticipación por sus clubes, tiempo considerado óptimo para la adaptación a La Paz, ubicada a 3.600 metros sobre el mar, y donde el equipo boliviano juega de local.

También existe la posibilidad del retorno del defensa Oscar Sánchez, ex Independiente, de Argentina, quien está en la última fase de su recuperación de una lesión en la rodilla, que lo dejó al margen de la selección boliviana en los últimos cinco partidos.

Aragonés indicó que proseguirá con el proceso de recambio generacional que ha puesto en marcha en la selección, pero dijo que llamará a todos los jugadores que estén en buenas condiciones, independientemente de su edad y de acuerdo con la importancia del partido.

El técnico piensa, fundamentalmente, en el juego con Brasil, pues según sus cálculos, los dirigidos por Wanderley Luxemburgo esperarán con todo a Bolivia para tratar de cobrar revancha de la reciente derrota ante Chile por 3-0, en la séptima jornada de las eliminatorias suramericanas.

Sin embargo, todos los planes pueden complicarse pues para mañana, lunes, está prevista una reunión entre el seleccionador y los dirigentes de la federación local que anticiparon una rebaja en los salarios del cuerpo técnico para paliar la aguda crisis económica de la entidad.

Los dirigentes federativos anticiparon que las ''cuentas en rojo'' obligan a recortar los salarios y subrayaron que los jugadores y miembros del cuerpo técnico que no estén de acuerdo con la rebaja corren el riesgo de quedar marginados de la selección.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores