Familia Prats confía en extradición de Pinochet a Argentina

"Una de las peticiones de extradición va a ser a Pinochet y no nos cabe duda de que va a ser así. Han pasado tantos años y cambiado tantas cosas que esperamos poder lograrlo", dijo Cecilia Prats, hija del general asesinado hace 26 años en Buenos Aires.

16 de Abril de 2013 | 14:42 | Reuters
BUENOS AIRES.- Familiares del general chileno Carlos Prats se mostraron confiados el martes en que Argentina aceptará su pedido de extraditar al ex dictador chileno Augusto Pinochet para ser juzgado por su presunta responsabilidad en el asesinato del ex militar. "Una de las peticiones de extradición va a ser a Pinochet y no nos cabe duda de que va a ser así. Han pasado tantos años y cambiado tantas cosas que esperamos poder lograrlo", dijo a Reuters Cecilia Prats, hija del general asesinado hace 26 años en Buenos Aires. Prats y su esposa Sofía Cuthbert fueron víctimas de un atentado con explosivos contra su automóvil el 29 de septiembre de 1974 en el residencial barrio de Palermo. La autoría del hecho se le atribuye a la Direcci Dn de Inteligencia Nacional (DINA) de Chile, considerada la policía política de Pinochet. Cecilia Prats declaró el martes, durante una hora y media ante la justicia argentina, en el proceso que se lleva a cabo contra Enrique Arancibia Clavel, un presunto ex agente de la DINA acusado de participar en el atentado que le costó la vida al general chileno y su esposa. Tras concluir su exposición, la hija de Carlos Prats lucía visiblemente cansada y se estrechó en un largo y emotivo abrazo con su hermana Sofía, quien intentaba calmarla. "Ya está, ya pasó", le decía entre lágrimas. Arancibia Clavel -un chileno residente en Buenos Aires desde 1971- fue detenido en 1996 acusado de haber participado en el doble crimen. "En primer lugar, se debe hacer justicia con esta persona que colaboró aquí en Buenos Aires, pero todo esto viene de una orden generada mucho más arriba en organismos como la DINA y estamos seguros de que aquí hubo una responsabilidad directa de Pinochet", agregó Prats. El general estaba exiliado en Argentina luego de renunciar a la comandancia del ejército en 1973, presionado por su apoyo al presidente socialista Salvador Allende. Prats fue sucedido por Pinochet, quien lideró ese año un golpe militar contra el gobierno de Allende y que dio paso a una dictadura que se extendió por 17 años. "Pinochet traicionó a mi padre y a nosotros también. El participó del asesinato de mi padre", aseguró la hija del general. El ex dictador ha sido comprometido por el testimonio de ex colaboradores y del ciudadano estadounidense Michael Townley, un ex agente de la DINA que presuntamente colocó la bomba a control remoto que acabó con la vida del matrimonio chileno. En la actualidad, Townley se encuentra en Estados Unidos bajo un programa de protección a testigos. Durante el gobierno de Pinochet de 1973 a 1990, Chile fue foco de graves violaciones a los derechos humanos, que, según denuncias, conllevaron a 3.000 desapariciones en ese país. "Acá hay involucradas personas del ejército en el asesinato de un comandante en jefe. Eso es muy fuerte y tenemos que hacer esto para que el ejército cambie", aseguró Prats. La querella considera que el general Prats fue víctima de los llamados "tiburones", fuerzas de choque de la DINA que perseguían a chilenos exiliados y que recibías ese nombre porque virtualmente "devoraban" a las personas. La situación de Pinochet es comprometida debido a que la justicia chilena levantó el fuero parlamentario del que gozaba como senador vitalicio no electo. El juicio durará cerca de un mes y medio, y contará con 87 testigos, entre los que se encuentra el ex general Reynaldo Bignone, uno de los presidentes del régimen militar que gobernó a Argentina entre 1976 y 1983.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores