Chile desataca importancia de la cumbre para enfrentar mundo unipolar

La propuesta que Chile hará en el encuentro es que las reformas judiciales en materia de modernización de las leyes sobre filiación y adopción se orienten en favor de los derechos de los niños y los adolescentes.

16 de Noviembre de 2000 | 15:49 | EFE
SANTIAGO.- El Gobierno de Chile considera que el desarrollo de las Cumbres Iberoamericanas es muy importante para abordar con personalidad propia las relaciones internacionales, caracterizadas actualmente por un enfoque unipolar.

"La existencia de un grupo iberoamericano marca una relación extraordinariamente importante, especialmente en un momento en el cual existe una tendencia a un mundo unipolar", declaró a EFE la ministra de Relaciones Exteriores de Chile, Soledad Alvear, antes de viajar a Panamá para participar en la reunión de cancilleres iberoamericanos.

La jefa de la diplomacia chilena subrayó que a pesar de que los acuerdos de las Cumbres Iberoamericanas no son vinculantes, sus resoluciones "obligan a los Estados a dar cuenta de los avances para el cumplimiento de los compromisos asumidos en determinados".

"Esfuerzos como este son muy relevantes para marcar un sello como comunidad iberoamericana, por eso nosotros le damos una gran relevancia", agregó la ministra de Relaciones Exteriores de Chile.

Soledad Alvear viajó hoy a Panamá para participar en la reunión de cancilleres previa a la X Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se desarrollará este fin de semana en la capital de ese país y en la que participan 21 naciones.

En la reunión de este año se analizará "La estrategia para la superación de la pobreza y el logro de la equidad en Iberoamérica" y "Los valores éticos y cívicos en la niñez y la adolescencia como factores indispensables hacia una cultura de paz en Iberoamérica".

La propuesta que Chile hará en el encuentro es que las reformas judiciales en materia de modernización de las leyes sobre filiación y adopción se orienten en favor de los derechos de los niños y los adolescentes.

Los países asistentes a la cumbre son Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Cuba, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, Nicaragua, México, Panamá, Paraguay, Portugal, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Los ministros de Relaciones Exteriores, encabezados por el del país anfitrión, José Miguel Alemán, sostendrán hoy una reunión de trabajo previa al encuentro de mandatarios.

Además, la canciller Alvear se reunirá mañana, viernes, con sus homólogos del Grupo de Río para analizar el alcance en América Latina del concepto de "injerencia humanitaria", que hace referencia a la ayuda política, económica y social de unos Estados hacia otros en donde existen conflictos internos.

El presidente chileno, Ricardo Lagos, viajará a Panamá procedente de Brunei, una vez finalizada la Cumbre de Líderes del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC) y la gira que ha realizado por Asia y Oceanía.

Durante la cumbre, Lagos mantendrá un encuentro con el presidente de Bolivia, Hugo Banzer, para repasar las relaciones bilaterales, afectadas por la controversia sobre el uso de las aguas del río Silala y la demanda boliviana de contar con una salida al Océano Pacífico.

También asistirá a una cena de trabajo con los presidentes de los países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y se entrevistará con el Rey Juan Carlos de España y con el presidente de Portugal, Jorge Sampaio.

A la anterior Cumbre Iberoamericana, celebrada en La Habana, no asistieron el entonces presidente chileno, Eduardo Frei, y su homólogo argentino, Carlos Menem, en protesta por la actuación de la Justicia española que provocó la detención en Londres del ex gobernante militar chileno Augusto Pinochet.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores