Acuerdo secreto habría permitido a Pinochet salir de Gran Bretaña

Bajo las presiones del ex presidente Eduardo Frei, el primer ministro británico Tony Blair le había sugerido establecer una "vía indirecta" de comunicación, designando para ello a dos personas encargadas de asegurar un enlace permanente entre ambos, según informa hoy el diario inglés "The Observer"

LONDRES.- El ex comandante en Jefe del Ejército chileno, Augusto Pinochet que fue liberado el 2 de marzo de 2000, tras permanecer detenido 503 días en Gran Bretaña, gracias a un acuerdo secreto entre Londres y Santiago, según un nuevo libro publicado en Chile citado el hoy por el diario The Observer.

En su obra "Atrapado en Londres", la periodista televisiva chilena Mónica Pérez y Felipe Gertdtzen, yerno del ex presidente chileno Eduardo Frei, aseguran que este último y el primer ministro británico Tony Blair tomaron esa decisión tras mantener una conversación telefónica a mediados de 1999.

Bajo las presiones de Frei, Blair le había sugerido establecer una "vía indirecta" de comunicación, designando para ello a dos personas encargadas de asegurar un enlace permanente entre ambos.

Los dos hombres elegidos fueron Cristian Tolosa, el encargado de prensa de Frei, y Jonathan Powell, asistente de Blair. Tolosa viajó en seis ocasiones a Londres durante la segunda mitad de 1999, según The Observer.

Interrogado sobre esos hechos por el periódico, Downing Street se negó a hacer comentarios sobre los supuestos contactos entre responsables de ambos gobiernos.

El secretario del Foreign Office, Robin Cook, aprovechó entonces la cumbre UE-América Latina de Río para conversar sobre el caso Pinochet con su homólogo chileno Juan Gabriel Valdés, según el diario.

Continuaron sus conversaciones en Auckland en septiembre de 1999 y de nuevo a finales del mismo mes en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York.

Valdés se había reunido también con el ministro de Asuntos Exteriores español, Abel Matutes, en la cumbre de Río y habían puesto en marcha, según The Observer, un plan para obstaculizar los esfuerzos del juez español, Baltasar Garzón, para lograr la extradición de Pinochet a España.

El presidente español, José María Aznar, conforme a ese plan, rechazó a continuación transmitir las instrucciones del juez Garzón a la fiscalía británica. The Observer señala que Aznar y Blair mantienen buenas relaciones y que sus esposas han pasado juntas las vacaciones varias veces desde abril de 1998.

Para el abogado chileno especialista en derechos humanos, Hernán Montealegre, citado por The Observer, "la liberación de Pinochet fue una decisión política tomada por el gobierno británico".

El 11 de enero de 2000, el ministro británico del Interior, Jack Straw, se declaraba "inclinado" a interrumpir "por razones de salud" el proceso de extradición del ex dictador. El 2 de marzo, Pinochet fue liberado.
AFP
Domingo, 7 de Enero de 2001, 11:36
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion