León Cohen: La reconciliación se logrará cuando se sepa qué pasó con los mil desaparecidos

El representante de la comunidad judía en la mesa de diálogo reconoce que los resultados entregados la semana pasada son sólo un grano de arena para lograr el objetivo final.

09 de Enero de 2001 | 16:30 | Loreto Flores, emol.com
SANTIAGO.- Seis son los casos de detenidos desaparecidos que pertenecen a la comunidad judía dentro del largo listado de más de mil que se conocen en todo el país. Sin embargo, León Cohen, el representante de este grupo en la mesa de diálogo sobre derechos humanos, se apresura a aclarar que ésta no fue la única ni la principal razón que los llevó a participar en esta instancia, sino que el poder contribuir de alguna manera a la reconciliación chilena.

Un trabajo que Cohen define como "muy profesional" fue el que realizaron como comunidad durante los seis meses que tuvieron como plazo para recolectar información. Un grupo de personas preparadas por sicólogos, siquiatras y abogados estaba a cargo de recibir las llamadas de las personas dispuestas a entregar datos sobre los desaparecidos.

¿Satisfechos con los resultados?

La evaluación por un lado es muy satisfactoria y por otro no tanto. En lo positivo, siento que la comunidad judía se movilizó detrás de este objetivo y se sensibilizó con respecto al tema. La parte un poquito frustrante es que esto es igual que la Teletón, dejas el banco abierto, pero al final del día dependes de las personas que tengan un peso y se acerquen al banco y depositen, pero eso ya no depende de ti.

Aunque no revela cuántos serían los casos a los que se podría llegar con los datos que lograron reunir, aclara con un sentimiento de impotencia que estaban preparados para recibir mucha más información. "Recibimos menos de la que esperábamos, nosotros confiabamos en adjuntar un volumen muy importante de antecedentes".

Pero, los objetivos con los que se sentaron a la mesa de diálogo ¿se cumplieron?

Teníamos dos objetivos. El primero de largo plazo, que tiene que ver con la forma en que nos gusta que sea el país, eso tiene que ver con temas como ponernos de acuerdo en cosas básicas, fomentar el pluralismo, la diversidad, el respeto a las personas, y en ese sentido estamos muy satisfechos porque creo que se logró. El segundo objetivo que es más urgente que el otro, es aliviar el drama de los familiares de los desaparecidos. En ese sentido dijimos que si a nivel humano, si con el trabajo de la mesa de diálogo se encontraba a un solo desaparecido, todo esto valió la pena, fue un éxito, porque para su familia es el ciento por ciento del problema, es su drama. Yo creo que es un paso significativo, un paso importante hacia adelante.

¿Saber dónde están los cuerpos es más importante que la justicia?

Van por carriles aparte. La justicia más allá de interpretaciones jurídicas, difícilmente va a actuar en todo su rigor, por varias razones, entre otras las prácticas, han pasado 25 años. Esta es una discusión abierta y podemos pensar distinto como chilenos, pero en lo que creo que nadie piensa distinto es en la importancia en que aparezcan los desaparecidos.

¿Por ese motivo ustedes como comunidad judía eran partidarios en alargar el plazo para recibir información?

Si dejando la puerta abierta de la ley de reserva por seis meses más en espera de algún otro mecanismo, a lo mejor más potente o más eficiente para encontrar información, y mantener la puerta abierta permite encontrar cinco casos más, nosotros nos preguntamos ¿por qué no? Puede ser que mucha gente viendo que efectivamente otro sí entregó información, ahora se vea motivada a hacerlo. Es verdad que hoy día hay mecanismos, tenemos a los sacerdotes con el secreto de confesión. Pero dado que esta ley permitía un acceso expedito para quienes tenían información, nosotros planteamos por qué no mantenerla.

Para Cohen el entregar información, más allá de un deber ético, es un deber patriótico, por lo que espera que aunque ya no se extendió el plazo de vigencia de la ley de reserva, los que manejan datos verídicos los entreguen como un compromiso con el país.

En este sentido, ¿sería necesario seguir con esfuerzos como la mesa de diálogo para lograr la reconciliación?

Yo creo que sí, pero no ahora. Estos procesos sociales son lentos. La mesa de diálogo es un paso muy importante, pero no definitivo, es un camino para la reconciliación. Lo importante es si se va avanzando y yo creo que como país estamos avanzando, pero evidentemente falta.

¿Cuáles serían los ingredientes que faltan para lograr una verdadera reconciliación?

Ojalá lograr la historia completa de los detenidos desaparecidos. Ojalá de los mil casos. Ojalá que las mil familias sientan que el país siente lo que les pasó a ellos, está con ellos y lamenta no poder hacer más. Cuando sientan eso, yo creo que no hay ninguna excusa para no mirar el futuro en forma clara y dejar atrás el tema de los derechos humanos, por supuesto que aprendiendo, educando para que no sea una memoria frágil. A nosotros lo que nos falta es ubicar a los detenidos desaparecidos. Hasta el momento es incompleto, a pesar de que es un paso gigantesco hacia delante.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores