Abogado de Pinochet: "Al juez Guzmán le dan lo mismo los exámenes médicos"

"El juez ha tenido una conducta absolutamente errática, por cuanto no ha considerado los argumentos de la defensa en la misma forma en que sí ha aceptado los argumentos de los querellantes", señaló a emol.com José María Eyzaguirre, el abogado defensor de Pinochet.

11 de Enero de 2001 | 11:01 | Mauricio Campusano, emol.com
SANTIAGO.- Al parecer, y tras prolongadas disputas judiciales, el mentado "caso Pinochet" comienza a entrar en tierra derecha. Desde este miércoles y hasta el próximo sábado el desaforado senador vitalicio deberá cumplir con la resoluciones dictadas por el juez Juan Guzmán Tapia en orden a realizarse los exámenes médicos, los que servirán de base al magistrado para decidir continuar o no con el proceso por el denominado caso "caravana de la muerte".

Uno de los abogados defensores del senador, José María Eyzaguirre, insiste en que el ex mandatario no está en condiciones físicas de afrontar un debido proceso Pero la defensa -compuesta por un equipo de 7 abogados- tiene fe en que el proceso sólo llegará hasta esta instancia, pues confían que para este lunes 15 -fecha en que debería tomarse la declaración indagatoria- el ministro de fuero ya tendrá en su poder los primeros resultados de los exámenes médicos, informes que demostrarán "que el senador Pinochet no está en condiciones de afrontar un debido proceso", en palabras del jurista y miembro del staff asesor, José María Eyzaguirre, quien accedió a hablar con emol.com

- ¿El objetivo fundamental de la defensa de Pinochet es evitar, en última instancia, que no se le practique la declaración indagatoria?

- "Nuestra postura es que deben practicarse los exámenes médicos con el objeto de establecer realmente si está o no en condiciones de enfrentar un proceso y, en este sentido, queremos hacer efectiva la garantía constitucional del debido proceso".

- ¿Se puede concluir que el general Pinochet sí está en condiciones físicas de enfrentar un juicio, pero no en condiciones mentales?

- "El senador Pinochet tiene 85 años y bastantes enfermedades acumuladas, entre ellas algunos derrames. Diría que tanto en su estado físico como en su estado mental presenta problemas, que si bien no constituyen locura o demencia, a mi juicio lo imposibilitan para afrontar un debido proceso".

- Al parecer la única salida procesal para Pinochet es que los exámenes médicos arrojen como resultado que está demente o senil

Si Pinochet es sometido a proceso por Guzmán, acudiremos a todos los recursos que la ley nos permita- "En absoluto. Esa no es la única salida. Nosotros nos hemos esforzado para que se hagan los exámenes, aun sabiendo que pueden arrojar dos tipos de resultados: que el general Pinochet no está en situación de afrontar un debido proceso, por lo que la causa en su contra se terminaría por sobreseimiento; o que se concluya que sí está en condiciones físicas para afrontarlo. En ese caso la defensa se la jugará en demostrar su inocencia".

EL EQUIPO JURIDICO

- ¿Quién imparte las directrices de la defensa entonces?

- "El equipo jurídico es el que toma las decisiones de cómo actuar judicialmente en los tribunales. Obviamente cuando nos reunimos con él le informamos los pasos que hemos seguido en el proceso".

- ¿Qué opinó Pinochet cuando se le recomendó no presentarse a los exámenes médicos ni a la declaración indagatoria?

- "Su opinión siempre ha sido la de respetar lo que le ha planteado la defensa, siempre que se encuentre dentro del marco de la ley. Su preocupación ha sido siempre actuar dentro del marco de la Constitución y las leyes.

Se ha dicho que el equipo jurídico le habría recomendado ponerse en un estado de rebeldía, desconociendo las resoluciones judiciales. Esto no ha sido así, pues nuestra actuación ha sido sólo impugnar las resoluciones dictadas por el ministro Guzmán, a través de recursos judiciales que la ley nos entrega.

Nuestro planteamiento fue acogido en virtud de que en su última resolución, el magistrado estableció que los exámenes serán en el Hospital Militar, dejando un plazo prudente para tener los resultados de los mismos. Con ellos, el juez tendrá todo los antecedentes para decidir que Pinochet no está en condiciones de ser sometido a proceso".

No ha habido cambio de estrategia en nuestro proceder. Sucede que ahora el juez acogió un plazo prudente para tener en sus manos los resultados de los exámenes médicos- Si el viernes, después que la Suprema respaldara a Guzmán, la defensa no presentó ningún recurso judicial, ¿por qué decidieron mantener la postura de que el general Pinochet no se presentara a los exámenes médicos?, ¿no es eso entrar en desacato?

- "No, porque cuando el juez Guzmán no consideró nuestro recurso de reposición, la defensa presentó inmediatamente el mismo viernes un recurso de hecho para pedirle a la Corte se aceptase el recurso de apelación y para que se pronunciase sobre las órdenes de no innovar que habíamos solicitado. Así las cosas, en ningún minuto hubo un desacato por parte de Pinochet.

Hay que considerar, por lo demás, que los exámenes médicos es un derecho que la ley le otorga al inculpado y no una obligación. Vale decir, negarse a los exámenes no constituye un desacato a la ley".

- Cuál va a ser la estrategia de la defensa en el escenario que el general Pinochet finalmente sea sometido a proceso

- "Aun cuando creemos que ese escenario no se va a dar en virtud del resultado de los exámenes médicos, si Guzmán lo termina sometiendo a proceso nosotros vamos a impugnar esa situación, ya sea por la vía del recurso de amparo o por la vía del recurso de apelación que nos concede la ley en estos casos".

- ¿Bajo qué parámetros la defensa acusa al juez Guzmán de mantener una postura imparcial en este proceso?

- "El juez Guzmán ha tenido una conducta absolutamente errática, por cuanto no ha considerado los argumentos de la defensa en la misma forma en que sí ha aceptado los argumentos de los querellantes. Prueba de ello es que sometió a proceso al general Pinochet, sin siquiera oírlo. Estimó que un exhorto enviado a Londres -y que el general no contestó-, como suficiente declaración suya para someterlo a proceso.

Luego cambió el cronograma en que se tomarían los exámenes y el interrogatorio. Primero había suspendido la declaración hasta conocer los resultados de los exámenes; luego, sin razón alguna, resolvió interrogar a Pinochet a la mañana siguiente de los exámenes, previos para al dictamen de los exámenes médicos. Finalmente cambió otra vez el cronograma, fijando el interrogatorio dos días después del los exámenes.

Al juez Guzmán le dan lo mismo los exámenes médicos y no considera en absoluto la garantía del debido proceso que favorece al senador Pinochet. A esto se suma la carta que le envió a la presidente del Consejo de Defensa -entidad que es parte del proceso- y algunos antecedente graves que han denunciado otros del los procesados, como la defensa del general Arellano".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores