Cortés Villa: Pinochet está agotado con exámenes médicos

El director ejecutivo de la Fundación Pinochet, general retirado Luis Cortés Villa, destacó que a pesar de lo tensionante y agotadores que han sido los chequeos médicos, Pinochet "se ha prestado y ha actuado como siempre lo ha hecho: con la mayor voluntad, con el mejor espíritu y las mejor de las condiciones para participar en estos exámenes".

12 de Enero de 2001 | 14:08 | DPA
SANTIAGO.- El ex gobernante Augusto Pinochet estaría muy agotado con las tres jornadas consecutivas de exámenes mentales y neurológicos a los que ha debido someterse desde el miércoles pasado por órdenes del juez especial Juan Guzmán.

Así lo aseguró hoy el director ejecutivo de la Fundación Pinochet, general retirado Luis Cortés Villa, quien sostuvo que el octogenario militar "está muy tensionado y cansado (con las pericias médicas). Cada día se ha ido muy agotado a su domicilio".

Cortés Villa, quien acudió hasta el Hospital Militar para acompañar al desaforado senador, destacó que a pesar de lo tensionante y agotadores que han sido los chequeos médicos, Pinochet "se ha prestado y ha actuado como siempre lo ha hecho: con la mayor voluntad, con el mejor espíritu y las mejor de las condiciones para participar en estos exámenes".

Asimismo, advirtió que Pinochet "no estaría en condiciones" de prestar declaración indagatoria el próximo lunes 13 de enero ante el juez Guzmán por el caso "Caravana de la Muerte", debido al cansancio que le han significado los exámenes médicos a sus ya 85 años.

Sin embargo, Cortés Villa aclaró que no se trata de que el ex comandante en jefe del Ejército no quiera ser interrogado: "él (Pinochet) no está poniendo problema ni está colocando ninguna situación al margen de lo que la justicia disponga".

En tanto, Pinochet iba a ser sometido a la tercera parte de las pericias médicas. En la jornada de hoy corresponde que se le practiquen los tests neurosicológicos, que consisten en entrevistas en profundidad al paciente, que permiten analizar su postura y ubicación espacio-temporal.

Se trata de un exámen muy extenso, que toma cerca de cuatro horas al menos y que se aplica en la forma de un test basado en entrevista entre el paciente y los médicos.

Así como ocurrió ayer, Pinochet una vez que llegó hasta el Hospital Militar debió ingresar en silla de ruedas.

Mientras que en la primera jornada (el miércoles pasado), se le practicaron los exámenes de laboratorio que consistieron en muestras de sangre y orina, ayer fue el turno de las pruebas psiquiátricas y psicológicas.

Se estima que los exámenes médicos pudieran finalizar hoy, ya que la parte más extensa -pisquiátrica y psicológica- fue realizada en una sola jornada.

Lo ideal para la defensa del ex dictador es que antes del lunes -día de la declaración indagatoria- los médicos alcancen a elaborar un informe preliminar sobre el estado mental de Pinochet para que sea entregado a Guzmán, y de esta forma parar el interrogatorio.

Los resultados de estos exámenes determinarán si el octogenario militar está en condiciones de ser procesado por los cargos de secuestro y homicidio calificado por los casos de 18 detenidos desaparecidos y 57 ejecutados por la "Caravana de la Muerte".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores