Perito de la parte querellante no firmó informe médico

Luis Fornazzari, perito de la parte querellante, en entrevista exclusiva con emol.com, dijo que no firmó el informe sobre la salud del senador desaforado Augusto Pinochet por encontrar que las conclusiones finales difieren del pre-informe y contienen graves discrepancias. El lunes enviará un documento explicativo al juez Juan Guzmán Tapia.

20 de Enero de 2001 | 19:42 | M. Belén Monasterio y Alexis Ibarra, emol.com
TORONTO.- El doctor Luis Fornazzari, perito de la parte querellante, en entrevista exclusiva con emol.com, dijo que no firmó el informe sobre la salud del senador desaforado Augusto Pinochet por encontrar que las conclusiones finales difieren del pre-informe y contienen graves discrepancias.

Fornazzari, neurólogo y siquiatra, es Director Clínico de la Unidad de Neuropsiquiatría de la Universidad de Toronto, Canadá, y vino a Chile como perito adjunto de la parte querellante en el caso "Caravana de la Muerte", para evaluar las capacidades mentales y sicológicas del general (r) Augusto Pinochet.

A juicio del profesional, el informe final fue modificado al concluir que Pinochet sufre demencia subcortical de origen vascular de grado moderado, siendo que en el pre-informe los ocho profesionales que lo evaluaron acordaron que el general (r) sufre demencia de un grado leve a moderado. "La diferencia entre estos dos grados no es tan grande, pero sí tiene un trasfondo que no es cierto. Este paciente no tiene una demencia moderada, sino una leve que va avanzando recién a moderada y le falta bastante para llegar a moderada. Es decir, en menos de una semana me encontré con que el paciente había empeorado".

Discrepancias

Para este cambio de diagnóstico, el profesional explicó que se consideraron elementos de los cuales él difiere.

El primero se refiere a la consideración de la entrevista que realizó el siquiatra Slavko Benusic al general (r) quien en el informe cuantifica el diagnóstico como demencia en grado moderado. "Mi colega hizo una entrevista, sin mucha destreza profesional, que no está estructurada para tener valor cuantitativo". Fornazzari precisó que en ningún momento fue notificado de esta conclusión y que no se incluyó en el preinforme que él firmó antes de volver a Canadá, país donde actualmente reside.

En segundo lugar, el profesional explicó que el informe final no considera la información proporcionada por el mayordomo del general en retiro, Manuel Cerda, y en cambio sí incluye la proporcionada por la señora del senador desaforado, Lucía Hiriart. Fornazzari alega que él no estuvo presente en dicho interrogatorio, pero sí en el de Cerda quien "contestó preguntas que calzaban bastante bien con lo que conversamos con el paciente para medir su grado de memoria y comunicación con la gente, entre otros aspectos.

Según Fornazzari, en el informe final se descartó el cuestionario de Cerda porque la secretaria de la Corte de Apelaciones de Santiago, Silvia Papas Pelleti, no estuvo presente en dicho interrogatorio y, por lo tanto, "no tenía valor".

Al leer el documento entregado por el consulado chileno en Canadá, el profesional también advirtió que se incluyeron una serie de exámenes con data anterior a la evaluación médico-legal en la que él participó. "Aparecieron ecotomografías del cuello y otras partes del cuerpo, escáner de hace tres años y de mayo de 2000".

Por último, Fornazzari difiere respecto de algunos cálculos en la medición del CDR, test de grado de deterioro cognitivo, en cuanto a valores que se le dieron a la atención y la memoria biográfica o episódica. Según el médico, Pinochet posee un grado de atención normal para una persona de su edad y una memoria que incluso lo asombró por su exactitud.

El profesional recibió el informe el día de ayer, alrededor de las 18.30 horas, a través del consulado de Chile en Toronto donde arribó vía valija diplomática.

En dicho lugar, Fornazzari se enteró del contenido del informe, comunicó al cónsul que lo rechazaría y éste, a su vez, informó a la Cancillería. El profesional indicó que el lunes, a las 8.30 horas, enviaría un documento con los comentarios sobre sus discrepancias al juez Juan Guzmán Tapia.

El magistrado -quien hasta el momento desconoce la decisión de Fornazzari de no firmar el informe- deberá decidir si insiste o no en la realización de la declaración indagatoria fijada para este martes 23. Para dicho trámite, el Guzmán debería dirigirse al domicilio del general en La Dehesa para que éste responda un cuestionario acerca de los 57 homicidios y 18 secuestros que ha establecido Guzmán en su investigación del caso "Caravana de la Muerte", ocurrido en octubre de 1973.

Abogado querrellante pone en duda informe

Hugo Gutiérrez, abogado querellante en el caso "Caravana de la Muerte", declaró a emol.com que el hecho de que el perito adjunto, Luis Fornazzari, no validara el documento médico de los exámenes realizados a Augusto Pinochet "pone una sombra de duda con respecto al informe".

El profesional, que no conocía hasta ese momento la decisión del doctor Fornazzari, señaló que "si nuestro perito adjunto participó en los exámenes y si él cree que hay una sombra de dudas al respecto, nosotros estaríamos quitando validez a la pericia".

"En su momento nosotros objetaremos el informe, una vez que tengamos conocimiento de él", precisó Gutiérrez.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores