Insulza: "Las cosas habrían sido distintas" si Pinochet se hubiese retirado antes

El ministro del Interior dijo que la situación va a estar finalizada cuando se terminen los procesos, y no con la muerte de Pinochet, como se ha dicho estos días.

02 de Febrero de 2001 | 19:05 | Agencias
SANTIAGO.- El ministro del Interior, José Miguel Insulza aseguró hoy que si el general (r) Augusto Pinochet se hubiese retirado años antes de la política, "las cosas habrían sido totalmente distintas".

Explicó, entrevistado por el diario La Segunda, que la postergación de los temas de Derechos Humanos, "por la permanente presencia del general (r) Pinochet, ha exacerbado esta situación".

Por eso dijo que la situación va a estar finalizada cuando se terminen los procesos, y no con la muerte de Pinochet, como se ha dicho estos días.

En este sentido, descartó cualquier tipo de responsabilidad del juez Juan Guzmán en el estado de salud de Pinochet, por cuanto, "toda persona que recibe una encargatoria de reo tiene un sobresalto, pero no es justo cargar los problemas de salud de una persona de esa edad sobre un magistrado".
Añadió el secretario de Estado que para terminar la transición hay que encontrar todos los restos de detenidos desaparecidos y hacer una reforma constitucional, con lo cual, "no hay más transición que hacer".

Por su parte, el ex vicecomandante en jefe del Ejercito, general (r) Guillermo Garín aseguró que el ex gobernante militar está "especialmente preocupado porque su situación personal no afecte la vida del país ni el respeto al derecho, por el cual siempre lucho".

Asimismo, se mostró partidario de las afirmaciones que responsabilizan al juez Guzmán de la salud de Pinochet, argumentando que "esa apreciación es certera, de acuerdo a lo que nos han informado. Sin duda que se está poniendo en grave riesgo su vida".

Explicó que "debiéramos estar preocupados, porque aquí no se está respetando una garantía constitucional, la del derecho a la vida".

Sobre la supuesta presión que ha recibido el juez Guzmán por parte de algunos sectores, el ex uniformado precisó que "presionamos al juez Guzmán por la vía judicial, entregándole antecedentes a través de escritos y recursos que han presentado los abogados y que son presiones legítimas".

Añadió que en 1973 se debió ordenar el país a través de la lucha contra los movimientos extremistas, por lo que "en este tipo de luchas se cometen errores porque es desbalanceada. El extremista y terrorista tiene toda la libertad de acción; el que lo contrarresta debe encuadrarse en la legislación vigente y en parámetros éticos y morales".

Precisó que la práctica de la tortura no forma parte de la formación militar. No obstante, dijo "uno no puede controlar todas las situaciones".

Al enfrentarse a estas situaciones "si hay personas armadas se les conmina a rendirse, y si hay resistencia se les elimina. Hay que tener decisión porque es tu vida, tu misión o la de ellos".

Explicó que todas los "excesos" que hubo se cometieron a espaldas de ellos, por eso dijo revelarse "contra la injusticia, contra esos caraduras que hoy se presentan como jueces y verdugos, habiendo sido quienes destruyeron la convivencia nacional e intentaron entronizar en Chile un sistema totalitario".

En tanto el jefe del equipo jurídico de Pinochet, Hernán Felipe Errázuriz descartó que se sienta disconforme con la decisión del general (r) de responder las preguntas del interrogatorio al juez Guzmán, por cuanto "él conoció su derecho a responder y también a no responder la indagatoria".

Por lo tanto calificó de "absurdas" las afirmaciones respecto a que sus abogados le recomendaron "no colaborar con la justicia".

Agregó también que "hay razones para pensar que el juez Guzmán sucumbió ante la búsqueda de la fama al procesar al general (r) Pinochet(...)cuando lo importante es la aplicación del derecho".

Con respecto a las nuevas conformaciones de las salas en los tribunales, Errázuriz indicó que "no debieran influir. Sus derechos son claros y deberían ser reconocidos por cualquier juez. Pero, ciertamente, el caso del general (r) Pinochet tiene dos dimensiones, una judicial y otra política, y siempre prevalece en este caso, la última".

Sobre el supuesto parentesco del juez Guzmán con un integrante de la delegación de la llamada "Caravana de la Muerte", el jurista dijo que desconocía los antecedentes, aunque "pone al juez Guzmán al menos en una situación incomoda".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores