Querellantes insisten en responsabilidad de Pinochet

Los abogados querellantes basaron sus alegatos en la validez de las presunciones que condenarían a Pinochet en los crímenes cometidos por la "Caravana de la Muerte" y en la validez de la declaración indagatoria efectuada por el juez Juan Guzmán Tapia.

14 de Febrero de 2001 | 10:56 | Loreto Flores, emol.com
SANTIAGO.- A las 14 horas de este miércoles terminaron por segundo día consecutivo los alegatos por el caso Pinochet, los que deberán continuar mañana.
En esta ocasión alcanzaron a presentar sus argumentos los abogados querellantes Carmen Hertz, Alfonso Insunza, Eduardo Contreras, Hiram Villagra y Juan Pavin.

Los abogados basaron sus alegatos en la validez de las presunciones que condenarían a Pinochet en los crímenes cometidos por la "Caravana de la Muerte" y en la validez de la declaración indagatoria efectuada por el juez Juan Guzmán Tapia.

Mañana deberán continuar los alegatos los abogados Boris Paredes, Juan Bustos, Hugo Gutiérrez y María Teresa Muñoz, ésta última en representación del Consejo de Defensa del Estado.

En los descargos, los querellantes intentarán mantener el auto de procesamiento que pesa sobre Augusto Pinochet, quien está acusado de 57 homicidios y 18 secuestros calificados.

Argumentaciones

La abogada Carmen Hertz arguyó que está acreditada la existencia de la "Caravana de la Muerte" y el documento de delegación que entregó Pinochet a Arellano. En cuanto a la indagatoria, la profesional le otorgó real validez, pues dijo que hay preguntas que Pinochet responde perfectamente.

Agregó que existen presunciones valederas de que a partir del 11 de septiembre de 1973 Pinochet era el presidente de la junta de Gobierno y Comandante en Jefe del Ejército, por lo que le correspondía velar por la seguridad de los prisioneros. Además, en declaraciones realizadas por los generales Joaquín Lagos y Sergio Arellano, se demuestra que este último era un delegado de Pinochet.

Hertz enumeró también, dentro de las presunciones, el que existen efectivamente 75 personas desaparecidas luego del recorrido de la "Caravana", comandada por Sergio Arellano. Dijo además que en esta no figuraba ningún oficial de justicia y el delegado representa y actúa en nombre de Pinochet. Reiteró que el desaforado senador conocía los hechos y que fue informado por el general Lagos y no los investigó.

En tanto, el abogado Alfonso Insunza afirmó que el general en retiro fue autor y tuvo participación, junto con Arellano, en los delitos que se le imputan, ya que ambos habrían elaborado el plan que dio por desaparecidas y muertas a 75 personas.

Agregó que en la indagatoria, Pinochet reconoce la delegación a Arellano. Además dijo que sería un escándalo decir que murieron 75 personas y que el presidente de la Junta de Gobierno no lo sabía.

Insunza señaló que luego del paso de la Comitiva Militar se premió con el ascenso en el mando a todos su integrantes.

En cuanto al argumento expuesto ayer por la defensa, en relación a la salud de Pinochet, Insunza dijo que en este caso está operando el debido proceso, pues una persona no exponde su vida por responder una declaración indagatoria.

Además agregó que es facultad del juez sobreseer el caso por locura o demencia.

En tanto, Eduardo Contreras dijo que los peritos médicos probaron que Pinochet estaba capacitado mentalmente para ejercer sus derechos legales. Afirmó que sus afecciones médicas son lamentables, pero que estas se deben a los avanzado de su edad.

Finalmente el abogado criticó los exámenes médicos hechos en Inglaterra y afirmó que Pinochet lleva una vida normal, que va a misa y que recibe visitas.

El abogado Hiram Villagra dijo que las penas de muertes debían ser informadas a Pinochet, por lo que él debía estar al tanto de las ejecuciones.

En cuanto a las presunciones dijo que no hubo aceleración de los procesos y que la conformación de la comitiva la conocía con anterioridad, por lo que todo llevaría a pensar que la misión era exterminar a ciertas personas.

Finalmente, el abogado Juan Pavin señaló que la "Caravana de la Muerte" tuvo un plan sistemático para exterminar gente y que no hubo excesos individuales como lo afirma Pinochet.

Sostuvo también que Pinochet está capacitado mentalmente para asumir un juicio y una de las demostraciones más claras de aquello es que el octogenario general respondió la indagatoria que le realizó el juez Guzmán y no obedeció a sus abogados, quienes le habían recomendado lo contrario.

Defensa: "Ninguna novedad"

A la salida de los alegatos, el abogado de la defensa Pablo Rodríguez declaró que "todo esto no ha sido más que una reiteración de lo que se había afirmado con anticipación. Hay muchos argumentos de carácter político que no inciden directamente en la materia que se está tratando, y, por lo tanto, para la defensa no existe ninguna novedad respecto de lo que nosotros conocíamos con anticipación. Para la defensa es muy positivo porque no hay más que una reiteración de lo mismo que hemos escuchado en los alegatos anteriores".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores