Ministro de Defensa: Querellas contra comandantes en jefe son distintas a otras

Según Mario Fernández, "no estamos hablando de un delito que los comandantes en jefe habrían cometido en el pasado, sino de un delito en el que habrían incurrido ahora, en enero del 2001, al entregar información sobre los derechos humanos".

27 de Febrero de 2001 | 11:30 | Orbe
SANTIAGO.- El ministro de Defensa, Mario Fernández, explicó que el reciente respaldo del Presidente de la República, Ricardo Lagos, a los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas se debe a que las querellas que pesan sobre ellos por obstrucción a la justicia se diferencian bastante de otras acciones judiciales interpuestas en el último tiempo por casos de derechos humanos.

Según precisó el personero -en declaraciones a radio Chilena- "hay una gran diferencia en lo que ha ocurrido hasta hoy en materia de querellas", agregando que "no estamos hablando de un delito que los comandantes en jefe habrían cometido en el pasado, sino de un delito en el que habrían incurrido ahora, en enero del 2001, al entregar información sobre los derechos humanos".

En ese sentido, destacó que se trata de "una situación bastante diversa desde todo punto de vista, especialmente desde el punto de vista jurídico", y que "es muy distinto a todos los otros casos que hemos conocido en estos meses, en los cuales hay que distinguir la personería que los acusados tienen hoy y la fecha del delito que presuntamente habrían cometido y por los que están siendo querellados"v.

En otro punto, el ministro de Defensa fue enfático al aclarar que "nunca nadie en el Gobierno ha dicho que no hay que presentar querellas ni ejercer los derechos. El llamado que se ha hecho es ejercerlos con responsabilidad, porque puede surgir la eventualidad de que se extiendan hasta el infinito no sólo las querellas por torturas, que es un delito bien específico, sino también por malos tratos".

"Imagínese si alguien dice "a mí me golpeó el señor X, el año tanto", y después el señor X dice que no puede ser porque vivía en España en esa época. Entonces, la persona que acusa dice "no fue X, sino que el señor Y, pero da lo mismo porque alguien me pegó"", ejemplificó el ministro, afirmando que "el decir que fue una persona y después parece que no, es bastante grave para el sistema jurídico, porque nos vamos a encontrar que por cada querella por malos tratos o por tortura, habría una querella por injurias y calumnias por otro lado".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores