Jueza cerró sumario en querellas contra comandantes en Jefe

Las abogadas de la Corporación de Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo (Codepu), Julia Urquieta y Alejandra Arriaza, quienes patrocinaron los requerimientos, criticaron la decisión de la magistrada, ya que se concretó sin haber terminado los interrogatorios a 11 de los querellantes.

10 de Marzo de 2001 | 13:44 | EFE
SANTIAGO.- La jueza de Chile María Inés Collins cerró la etapa de investigación de dos querellas presentadas contra los comandantes en jefe de la Fuerzas Armadas por obstrucción a la justicia en causas de violaciones a los derechos humanos, informaron hoy los acusadores.

Las abogadas de la Corporación de Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo (Codepu), Julia Urquieta y Alejandra Arriaza, quienes patrocinaron los requerimientos, criticaron la decisión de la magistrada, ya que se concretó sin haber terminado los interrogatorios a 11 de los querellantes.

Además, señalaron que la jueza Collins no realizó otras diligencias requeridas por los acusadores.

"Claramente nosotros no compartimos esta decisión de la magistrada, en virtud de lo cual, de acuerdo con la normativa legal vigente, tenemos un plazo de 5 días para pedir la reapertura con nuevas diligencias", afirmó Urquieta.

La abogado teme que si no se pide la reapertura del sumario por las querellas en contra de los jefes castrenses, las causas podrían concluir con un fallo de absolución, en cuyo caso anunció que el Codepu formulará la correspondiente apelación.

Las querellas contra los comandantes en jefe fueron presentadas a mediados de enero y comienzos de febrero pasados por hijos de desaparecidos y ejecutados por motivos políticos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Las acciones judiciales se basan en el informe que entregaron los militares al presidente Ricardo Lagos en enero pasado, en el marco de un compromiso asumido en la Mesa de Diálogo, sobre el destino de unos 200 detenidos-desaparecidos.

Sin embargo, los familiares de las víctimas consideraron que los datos entregados fueron "falsos y amañados" y acusaron a los jefes de las Fuerzas Armadas de ocultar información y de obstruir las investigaciones judiciales.

El comandante en jefe de la Armada chilena, almirante Jorge Arancibia, había reclamado a los tribunales que aplicaran la ley de amnistía y se cierren los procesos que involucran a militares en violaciones a los derechos humanos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores