Obispo Carlos González entregó antecedentes sobre DD.DD. de La Moneda

El obispo de Talca, entregó hoy al ministro del Interior, José Miguel Insulza, antecedentes sobre el paradero de 20 de los 35 detenidos en el Palacio presidencial de La Moneda el 11 de septiembre de 1973.

12 de Marzo de 2001 | 21:23 | EFE
SANTIAGO.- El obispo de Talca, Carlos González, entregó hoy al ministro chileno del Interior, José Miguel Insulza, antecedentes sobre el paradero de 20 de los 35 detenidos en el Palacio presidencial de La Moneda el 11 de septiembre de 1973.

El documento, elaborado a partir de los antecedentes entregados al prelado por informantes del Ejército, entrega la verdad de lo que ocurrió con las personas que acompañaron al derrocado presidente Salvador Allende en sus últimas horas y los que fueron detenidos tras el bombardeo del palacio presidencial.

El informe asegura que "fueron fusilados por soldados del Regimiento Tacna y después de tres años, en diciembre de 1976, sus cadáveres fueron retirados de una noria donde estaban enterrados, para ser depositados en el mar".

El documento agrega que los nombres de las víctimas fueron entregados a las autoridades competentes, quienes informarán a sus familiares en los próximos días.

La nota de monseñor González agrega que del total de los 35 detenidos en el Palacio de La Moneda, los restos de 15 de ellos fueron encontrados entre 1993 y 1995 en el Patio 29 del Cementerio General.

Entre ellos estaban los del doctor Enrique Paris, profesor de la Universidad de Chile, cuyas osamentas fueron identificadas tras largos exámenes periciales por el Instituto Médico legal y enterradas en 1998.

También en el Patio 29 fueron hallados los restos del director de Chile Films y ex director de la Policía Civil de Investigaciones, Eduardo Paredes, cuyas osamentas mostraron huellas de atroces torturas, impactos de balas y quemaduras en todo el cuerpo.

En esa fosa del cementerio capitalino se encontraron más de 100 osamentas correspondientes a detenidos desaparecidos.

Los datos sobre los otros 20 desaparecidos en La Moneda fueron entregados al ministro Insulza en la ciudad de Talca, a 258 kilómetros al sur de Santiago.

En escuetas declaraciones, el obispo precisó que los informes los recibió "hace varios años y no estaba autorizado para revelarlos".

Atribuyó al nuevo clima que existe en el país respecto a las violaciones a los derechos humanos el hecho de que lo hayan liberado del secreto.

"Hay mucha gente que puede suavizar el sufrimiento de los detenidos desaparecidos y me parece que lo lógico y sano es entregar verdad", dijo el prelado.

En su informe a Insulza, el obispo destaca que el Ejército "está colaborando en forma honesta y correcta en el descubrimiento de la verdad".

Agrega que el país necesita "verdad y paz" y que el clima de confusión y apasionamiento impide llegar a la verdad "porque el temor paraliza a quienes podrían ayudar a conocer bien lo que ha sucedido en esos años".

El obispo concluyó que "la justicia y la reconciliación son las etapas siguientes de este proceso doloroso que se ha prolongado con las consecuencias que todos conocemos".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores