Cardenal Errázuriz: Guzmán fue paciente y tenaz para evitar violaciones a los DD.HH.

El arzobispo de Santiago presidió este mediodía el oficio religioso en el que se conmemoró el décimo aniversario del asesinato del senador de la UDI. A las afueras de la Catedral Metropolitana se ubicaron adherentes al Movimiento Vitalicio Augusto Pinochet, quienes gritaron consignas en contra de ese partido político y de algunos políticos de derecha.

01 de Abril de 2001 | 13:35 | Agencias/emol.com
SANTIAGO.- El cardenal Francisco Javier Errázuriz afirmó hoy que el asesinado senador y fundador de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Jaime Guzmán Errázuriz, se desempeñó con paciencia y tenazmente para impedir violaciones a los derechos humanos.

Así lo indicó durante el oficio religioso realizado este mediodía en la Catedral Metropolitana, al cumplirse diez años de la muerte del parlamentario de derecha.

Además de su familiares, a la ceremonia asistieron, entre otros, el ministro secretario general de Gobierno, Claudio Huepe, la ministra del Sernam, Adriana Delpiano, y el presidente del Senado, Andrés Zaldívar.

Asimismo, estuvieron presentes el presidente de la UDI, diputado Pablo Longueira, y el alcalde de Santiago, Joaquín Lavín, quienes destacaron la labor política y social realizada por Guzmán durante su vida.

En este sentido, el cardenal Errázuriz indicó que "en los días en que ocurrieron gravísimos hechos que vulneraban hechos esenciales, Jaime se desempeñó paciente y tenazmente, para impedir muchos de aquellos hechos".

Precisó que "son numerosas las personas que han narrado cómo él fue un protector de indefensos".

Asimismo, el prelado destacó la fe y el "amor por la verdad" que sentía el ideólogo de la UDI, señalando que Jaime Guzmán "por sobre todo era un creyente", destacando además "su fino sentido por la verdad, su respeto reverente ante ella y su búsqueda infatigable por alcanzarla y comunicarla".

Errázuriz calificó el asesinato del legislador de derecha y uno de los principales artífices de la elaboración de la Constitución de 1980, como "uno de los quebrantos especialmente absurdo, de los muchos que nos inferimos, por enfrentamientos políticos y sociales entre los chilenos".

Al término de la homilía, actividad que repletó la Catedral Metropolitana, el presidente del Senado, Andrés Zaldívar, dijo que "me parece muy bien que hayan estado presentes todos los sectores" en la misa, afirmando que "fui muy partidario de hacerlo así, porque creo que es la manera en la cual podemos ir profundizando la democracia".

Agregó que concurrió a la homilía para "rendirle un homenaje a un adversario", y que "en respeto de nuestras diferencias podremos crecer".

Por su parte, el alcalde de Santiago y ex candidato presidencial de la derecha, Joaquín Lavín, manifestó que ojalá "el espíritu del perdón que anima a su familia (de Jaime Guzmán), sea un espíritu que reúna a la mayoría de los chilenos".

Valoró la presencia de representantes del sector oficialista, indicando que a pesar de discrepar en el pensamiento político, éstos "reconocen en él sus valores y su espíritu cristiano".

En tanto, como "muy merecido" calificó el senador Gabriel Valdés (DC) el hecho de realizar una misa en recuerdo de Guzmán, y destacó "su personalidad, su cristianismo, su bondad y su inteligencia", como principales aportes al país.

A las afueras de la Catedral Metropolitana se ubicaron adherentes al Movimiento Vitalicio Augusto Pinochet, quienes gritaron consignas en contra de la UDI y de algunos políticos de derecha.

Al respecto, el ministro Huepe señaló que lamentaba que algunas personas quisieran aprovecharse políticamente la ceremonia. "Creo que el repudio a un asesinato político debe hacerse por parte de todos los sectores. A cualquier tipo de violencia debe haber un repudio absoluto y categórico", dijo el secretario de Estado.

Aclaró, además, que su presencia en la ceremonia "obedece fundamentalmente a nuestro deseo de expresar el absoluto repudio a la violencia política".

Coloma: Fue un hombre de Dios, de verdad y precursor de reconciliación

Según afirmó el secretario general de la UDI, Juan Antonio Coloma, a Radio Chilena, Jaime Guzmán fue, ante todo, un hombre de Dios. "Siempre, ante cualquier decisión, ante cualquier disyuntiva, por difícil que fuera, rezaba, se concentraba en lo que haría Dios en la Tierra y trataba de adecuar siempre sus actos a esos principios y valores cristianos con los que tanto vibró", explicó el parlamentario.

Asimismo, Coloma agregó que el asesinado senador fue un hombre que siempre buscó la verdad y fue precursor de reconciliación. "Diez años después, que el Cardenal dé esa característica como una de las centrales de su vida, creo que es un reflejo que habla exactamente por sí solo de lo que significa Jaime Guzmán y de lo que significaría en el mundo de hoy", puntualizó.

"No se recuerda sólo a Jaime Guzmán como una figura que existió, sino que como un legado que está hoy presente", dijo Coloma.

Respecto a las manifestaciones realizadas por partidarios del general (r) Pinochet, Juan Antonio Coloma dijo que a su juicio se trató de manifestaciones pacíficas que no empañaron la solemnidad de la ceremonia.

Asesinos aún libres después de diez años

En tanto, durante el discurso que realizó en el Cementerio General, el presidente de la UDI, Pablo Longueira, lamentó el hecho de que a una década de cometido el crimen, ninguno de los responsables de la muerte de Guzmán esté en la cárcel.

En este sentido denunció lo que, a su juicio, fueron "increíbles complicidades y maniobras políticas que hubo a nivel de gobierno y tribunales" para encubrir las circunstancias que rodearon este homicidio.

Sin embargo, manifestó que a pesar de lo anterior "en nosotros (la derecha) no hay dolores ni deseos de venganza".

En la misma línea llamó a todos los partidos políticos a comprometerse para impedir que en el futuro vuelvan a producirse en Chile abusos de poder por parte del gobierno de turno, así como que no se instaure un nuevo régimen autoritario.

El dirigente propuso que desde hoy "asumamos todos los sectores políticos un solemne compromiso para que nunca más se vuelva a repetir en nuestra patria, que un sector político utilice la violencia y la ilegalidad para establecer un régimen totalitario y que nunca más en Chile se violen los derechos humanos de ningún compatriota y bajo ninguna circunstancia".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores