Longueira: En Chile no se puede tener opinión contraria sin recibir críticas

El presidente de la UDI, diputado Pablo Longueira, dijo hoy respecto de sus dichos "no he escuchado ningún argumento que rebata todo lo que dije, sino que son puras descalificaciones, que lo único que hacen es confirmar que lo que dije es verdad".

02 de Abril de 2001 | 14:46 | ORBE
SANTIAGO.- El presidente de la UDI, diputado Pablo Longueira, sostuvo hoy que en Chile no se permite tener una voz disidente respecto de la contingencia nacional, lo cual -a su parecer- se refleja en las críticas que ha recibido tras pronunciar el jueves pasado un discurso sobre la situación económica y los sectores más pobres del país.

"En mi intervención del jueves en la cena conmemorativa de la muerte de Jaime Guzmán hice un análisis del país con cifras y antecedentes sobre todo lo que ha ocurrido en Chile durante el primer año de gobierno de Ricardo Lagos. Sin embargo, en aquel discurso no hubo ni una sola crítica personal a nadie, pues no acostumbro a hacerlo, porque no corresponde", aseguró en declaraciones a radio Agricultura.

En ese mismo plano, Longueira señaló que "en un país resulta preocupante que cuando se hace un discurso -como el que efectuó- haya por respuesta una seguidilla de ataques personales".

"No he escuchado ningún argumento que rebata todo lo que dije, sino que son puras descalificaciones, que lo único que hacen es confirmar que lo que dije es verdad", añadió.

Libertad de expresión

Con respecto a lo anterior, el timonel de la UDI expresó que el oficialismo "quiere que guardemos silencio, sabiendo que cada vez hay más pobres y cesantes en el país, pero menos inversión".

"¿Qué es lo que pretenden, silenciar a todos? -agregó-. Ya silenciaron al padre Hasbún, lograron que lo sacaran del canal 13 por hacer una crítica al Gobierno. Obviamente que ahí nadie salió a hablar de la libertad de expresión ni hicieron marchas como acostumbran, porque para la gente de izquierda la libertad de expresión sólo les atañe a ellos", manifestó el diputado.

Asimismo, fue enfático al decir "¿hasta cuando se perseguirá a la gente que genera empleo?. No pueden seguir con esta visión de que los empresarios están poco menos boicoteando al Gobierno", recalcó.

"Además, ningún país surge cuando a los empresarios se les trata de ladrón de cuello y corbata, porque con esa agresividad y con ese espíritu vamos a seguir generando más cesantes en el país", afirmó Pablo Longueira.

Reactivación económica

Sobre este tema, el dirigente señaló que el oficialismo "sigue insistiendo en reformas laborales y en aumentos de impuestos que generarán más desempleados".

"Por eso es que los empresarios chilenos reclaman, porque es evidente que si no se dan las condiciones para que puedan invertir y desarrollar su empresa, les ocurrirá lo que le está pasando a muchos, que quiebran y se los come la competencia", aseguró.

Con respecto a la crisis económica, el presidente de la UDI recordó que hace dos años, durante el mandato de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, la medida más importante para reactivar la economía fue una excención tributaria para todos aquellos que compraran una vivienda o departamentos DFL2.

"Esta fue una franquicia que sólo benefició a la gente de más altos ingresos del país. Yo denuncié esto y me opuse, porque no iba a contribuir a reactivar la economía. Lo único que iba a suceder es que la gente iba a aprovechar esta franquicia tributaria. Esto se cumplió y se aprobó la ley. Finalmente 200 millones de dólares se fueron con esa franquicia", indicó.

"Después vino Nicolás Eyzaguirre y no se le ocurrió nada mejor el año pasado que anticiparle sus impuestos a todos los chilenos que tenían ingresos, o sea la gente que está con trabajo", lamentó elparlamentario, resaltando que "doscientos y tantos millones de dólares involucró ese proyecto", al cual se volvió a oponer porque tampoco generaría empleo ni reactivación.

"Pues bien, si hubiésemos destinado esa plata a programas intensivos de mano de obra a través de los municipios, no tengo ninguna duda que esos 200 millones de dólares los hubiera recibido la gente cesante", aseguró.

En tanto, Longueira destacó que "lo unico que le hace falta al Gobierno es humildad y aceptar que las soluciones que el país necesita también las tiene que recibir de aquellos que estamos en la oposición. De lo contrario, van a continuar generando más cesantes".

Asimismo, dijo que "en la práctica el gran problema del Gobierno es que tiene la oposición en el interior, ya que no existe ninguna iniciativa de la 'administración Lagos' que no tenga opositores al interior de la propia Concertación".

Por último, concluyó que el Ejecutivo "tiene que partir por ordenar su coalición, porque ningún país resiste estar conducido por una alianza que hace de gobierno y oposición simultáneamente".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores