Pinochet abandona Hopital Militar y querellantes piden proceso como autor

El desaforado senador vitalicio Augusto Pinochet abandonó este martes el Hospital Militar, donde estuvo internado un día y medio, en momentos en que abogados querellantes pidieron a los tribunales cambiar su procesamiento como encubridor de 75 crímenes y desapariciones a autor de estos delitos, ocurridos en 1973.

24 de Abril de 2001 | 14:43 | Agencias
SANTIAGO.- El desaforado senador vitalicio Augusto Pinochet abandonó este martes el Hospital Militar, donde estuvo internado un día y medio, en momentos en que abogados querellantes pidieron a los tribunales cambiar su procesamiento como encubridor de 75 crímenes y desapariciones a autor de estos delitos, ocurridos en 1973.

El general en retiro había sido ingresado en el centro médico el domingo por la noche y ayer fue sometido a una intervención en la boca, tras lo cual quedó en observación y salió esta mañana.

Su ingreso al Hospital Militar se produjo después de que el juez Juan Guzmán, quien instruye más de 250 querellas en su contra por violaciones a los derechos humanos, rechazara la petición de la defensa para revocar su procesamiento el viernes pasado.

Pinochet está procesado como encubridor de 57 homicidios y 18 secuestros calificados (desapariciones) cometidos en octubre de 1973 por una comitiva militar encabezada por el general Sergio Arellano Stark y conocida como "Caravana de la Muerte".

Sin embargo, los abogados acusadores solicitaron a los tribunales que aumenten el nivel de los cargos imputados al general retirado: de "encubridor" a "autor" de estos delitos.

La petición tiene por objeto revocar la decisión de una sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, que el 8 de marzo pasado rebajó a encubridor la imputación realizada a Pinochet, que inicialmente fue acusado de ser "autor" de los hechos por el juez Guzmán.

Los querellantes fundamentaron su petición en nuevos antecedentes obtenidos, según dijeron, a través de declaraciones de víctimas de torturas "que muestran cómo estas no fueron abusos aislados, sino una práctica uniforme de una política de exterminio".

Aseguraron además que estos testimonios demuestran que las torturas no provinieron de "gente indisciplinada o descontrolada", sino de órdenes avaladas por las Fuerzas Armadas.

El abogado Hiram Villagra, del equipo acusador, sostuvo que a la luz de estos antecedentes queda claro que Pinochet actuó como autor "en razón de su rol como agente motor de la cadena de eventos delictivos que perpetra Arellano Stark y su comitiva. El es la causa eficiente de los hechos, de manera que si se omite su actuación, éstos no se habrían realizado", afirmó.

La petición deberá resolverla en los próximos días la magistrada Gabriela Pérez, quien subroga al juez Guzmán durante sus vacaciones.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores