Gladys Marín detenida brevemente

La secretaria general del Partido Comunista y algunos familiares de detenidos desaparecidos acudieron a La Moneda a dejar una carta al gobierno, pero después de algunos forcejeos con Carabineros fueron arrestados.

26 de Abril de 2001 | 15:03 | AP
SANTIAGO.- La secretaria general del Partido Comunista, Gladys Marín, fue detenida brevemente por la policía cuando acudió al palacio de gobierno a protestar en contra de un informe de los militares sobre los desaparecidos políticos de la dictadura.

Marín y algunos familiares de ejecutados políticos acudieron al palacio de La Moneda a dejar una carta al gobierno, pero la policía cerró las puertas del edificio y después de algunos forcejeos arrestó a la dirigente comunista y a otras tres personas.

Marín permaneció unos 10 minutos arriba del bus policial y enseguida dio una virtual rueda de prensa en los peldaños del vehículo policial. Luego dejó la misiva en la oficina de partes de La Moneda.

"Venimos a plantearle al Presidente de la República que él tiene que responder por la mentira que instalaron con la mesa de diálogo", dijo Marín.

La "mesa de diálogo" estuvo formada por un grupo negociador de civiles y militares que concluyó el 5 de enero con la entrega al presidente Ricardo Lagos de un informe castrense sobre el paradero de 200 de los más de 1.000 desaparecidos políticos de la dictadura de Augusto Pinochet.

El presidente Ricardo Lagos traspasó la información a los tribunales de justicia para que la investigaran y confirmaran.

Según la nómina de las fuerzas armadas, 151 de 200 desaparecidos fueron lanzados al mar tras el golpe militar de 1973, incluido el dirigente sindical comunista Luis Rivera Matus.

Sin embargo, el esqueleto completo de Rivera apareció recientemente en el interior del Fuerte Arteaga, a unos 20 kilómetros al norte de Santiago, anunció la jueza Amanda Valdovinos a cargo de la investigación.

El hallazgo reavivó las críticas de grupos de derechos humanos y del Partido Comunista sobre el informe castrense que, según ellos, sirvió a los militares para sacarse de encima la presión por los abusos de la dictadura, sin entregar datos precisos sobre el real destino de los desaparecidos.

El vocero del gobierno, Claudio Huepe, insistió el jueves que se trató de un error de información, mientras el comandante en jefe de la fuerza aérea, general Patricio Ríos, dijo que los jefes militares "no teníamos ningún medio de saber si nos estaban diciendo la verdad...lamento que haya pasado (lo de Rivera).

El presidente de la Corte Suprema, Hernán Alvarez, reconoció que es probable que se repita la situación de Rivera Matus y pidió al gobierno más recursos económicos para seguir trabajando con el informe de los militares.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores