John O´Leary afirma que EE.UU. enfrentó caso Pinochet de manera "consciente y hábil"

El embajador de estagdos Unidos en Chile John O'Leary, a 48 horas de dejar su cargo en la sede diplomática de Avenida Andrés Bello, hizo un positivo balance sobre algunos de los principales episodios que le correspondió enfrentar durante su gestión de tres años

27 de Junio de 2001 | 17:18 | Agencias
SANTIAGO.- El embajador de Estados Unidos en Chile, John O'Leary, dijo hoy que su país asumió una posición muy consciente y hábil durante la detención del procesado general de Augusto Pinochet en Gran Bretaña.

A 48 horas de dejar su cargo en la sede diplomática de Avenida Andrés Bello, O'Leary hizo un positivo balance sobre algunos de los principales episodios que le correspondió enfrentar durante su gestión de tres años, luego que fuera designado por el ex Presidente Bill Clinton.

El embajador saliente señaló a UPI que "la política de Estados Unidos con respecto a ese asunto (caso Pinochet) fue muy consciente y muy hábil", y señaló que ello se debió a que su país se atuvo a algunos lineamientos básicos.

En primer lugar, recordó que la administración Clinton estableció que el caso Pinochet debía tratarse como un asunto entre España, Reino Unido y Chile. Por lo tanto, "Estados Unidos no intervenía ni en un lado ni en otro".

Sin embargo, añadió que "tuvimos muchas oportunidades e invitaciones para hacerlo a favor de ambos lados, pero tuvimos también la habilidad de dejar el asunto para los tribunales".

Además, recordó que el pensamiento de su gobierno fue que "los países tienen que discernir y dilucidar estos temas difíciles por si solos".

De esta manera, transcurrido el proceso llevado a cabo sin la intervención de EE.UU., que culminó con el regreso a Chile del general (r), O'Leary indicó que su país consideró que "nuestra confianza estuvo bien justificada" en la manera como se desenvolvió el gobierno del Presidente Eduardo Frei en esta situación.

El embajador explicó que partiendo de la misma perspectiva de que "Chile tenía que decidir por si solo", fue que el ex Presidente Clinton resolvió ordenar la desclasificación de archivos.

A partir de esta iniciativa se produjeron 23.000 documentos referentes a los derechos humanos, terrorismo y violencia en Chile, ocurridos entre 1968 y 1991.

A juicio del diplomático la desclasificación fue "una contribución muy importante a entender el pasado".

En otro plano, luego de haber estado presente en las cinco rondas de negociaciones para el tratado de libre comercio con Estados Unidos (TLC), John O'Leary dijo que éstas "están avanzando muy bien". "Mi evaluación es que los negociadores van a tener éxito y que van a llegar a un acuerdo que sea sustantivamente de vanguardia", indicó.

Sin embargo, sostuvo que la firma del TLC no garantizará que no se vuelvan a formular nuevas acusaciones de dumping por parte de sus empresarios en contra de productores locales hasta diciembre próximo, cuando se espera concluir las tratativas comerciales.

Recientemente, el Departamento de Comercio estadounidense autorizó el inicio de una investigación a raíz de una de una acusación por subsidios estatales en contra de exportadores chilenos de frambuesas congeladas.

"Nadie pensaría ni por un minuto que por bueno que sea el acuerdo que alcancemos va a impedir que haya controversias en el futuro", precisó.

Pero explicó que si se establecerán mecanismos de solución de controversias que sean "claros, transparentes, efectivos, eficaces y que proporcionen reglas para el camino".

A su juicio, los equipos negociadores deben abocarse a la concreción del TLC y dejar que los privados resuelvan sus litigios.

Expresó que la tarea "clave" para los 17 grupos de trabajo de ahora en adelante será "mantenerse enfocados en la base para un acuerdo y dejar que los casos individuales se desarrollen sobre de la ley y los hechos y no distraerse así del trabajo que es importante concluir".

Reconoció además que el dumping es una de las materias en la mesa de negociación, que junto a los temas agrícolas, laborales y ambientales, son "políticamente sensibles" entre ambos países.

Por ello, indicó que "es importante ser cuidadosos y entender que son asuntos separados".

Aseguró que una vez alcanzado el TLC "va a tener impacto histórico porque si tenemos éxito aquí (en Chile) vamos a aumentar las posibilidades de éxito de una meta que es muy importante, que es el área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Actualmente, Estados Unidos mantiene tratados de libre comercio con Israel, Canadá y México. En tanto, en el Congreso se esta tramitando uno con Jordania, y en plena etapa de negociaciones se encuentran acuerdos con Chile y Singapur.

El inicio de las negociaciones para el TLC es, según O'Leary reconoció, uno de los principales logros de su gestión en el país. Este tema y su respectiva evaluación los reviso el embajador esta semana durante un almuerzo que compartió junto a los dos gobernantes chilenos que tuvieron la misión de impulsarlo: Ricardo Lagos y el ex Presidente Eduardo Frei.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores