Hijo de Pinochet no descartó que su padre esté en peligro de muerte

El hijo menor del senador vitalicio Augusto Pinochet, Marco Antonio, dijo hoy respecto de la salud de su padre que "indudablemente que el riesgo siempre existe y ahora está con mucho mayor posibilidad de tener cualquier daño con posterioridad a la recuperación. El deterioro ha ido aumentando y no disminuye".

04 de Julio de 2001 | 10:52 | Orbe
SANTIAGO.- El hijo menor del senador vitalicio Augusto Pinochet, Marco Antonio, no descartó que su padre se encuentre en riesgo de muerte debido a su estado de salud y la "presión sicológica" a la que está siendo sometido, porque el riesgo de un daño mayor "va a aumentar muchísimo ahora".

En conversación con radio Agricultura, Marco Antonio Pinochet señaló que "yo no diría eso hoy, pero creo que con la presión sicológica a la cual está siendo sometida una persona de 85 años, se podrá comprender que con los problemas médicos que tiene no está en condiciones de poder seguir soportando todo esto".

Consultado si conoce el estado de salud durante las últimas horas de su padre, Marco Antonio Pinochet aseveró que "gracias a Dios está en el Hospital y ahí se encuentra con todos los tratamientos y cuidados más adecuados posible".

Aunque añadió que "indudablemente que el riesgo siempre existe y ahora está con mucho mayor posibilidad de tener cualquier daño con posterioridad a la recuperación. Lo que pasa es que el deterioro ha ido aumentando y es un deterioro que no disminuye", dijo.

Requerido por el estado en que vio al general (r) en las últimas jornadas, su hijo menor explicó que "yo pude verlo la semana pasada y lo noté muy callado, con poco humor, cansado y así como va la cosa no veo que vaya a terminar bien esto".

Consultado por los dichos de los abogados querellantes en las causas que se siguen contra su padre en el sentido que el senador vitalicio se enferma cada vez que se va a dar a conocer un fallo respecto de su situación, Marco Antonio Pinochet expresó que "esas son las calumnias de un grupo de gente que lo único que hace es siempre tratar de calumniar".

"Una persona de 85 años que va al hospital no va por otras razones que no sean de salud. Además, aplicar antibióticos a una persona sana sería descabellado, entonces creo que sólo es un ánimo de desprestigiar", dijo.

En este sentido, agregó que "a ellos (los querellantes) nunca les ha importado la salud de mi padre, por ellos que estuviera muerto. No me cabe la menor duda que en en ellos sólo hay ánimo de venganza y de humillarlo".

Explicó que los problemas de salud de su padre partieron con la infección bucal producida durante el fin de semana, razón por la cual - y por su diabetes - debió ser trasladado al hospital. "Con posterioridad se le hizo un examen y descubrieron que tenía como seis o siete kilos de más, lo cual es muy peligroso porque si no se dan cuenta podría haber tenido un infarto".

"El examen les permitió a los médicos darse cuenta que tiene una insuficiencia cardíaca que ya tenía pero que se ha agravado producto de las subidas y bajadas de presión", añadió.

Requerido también por el estado de salud de su madre, Lucía Hiriart, con todo lo sucedido, su hijo menor aseveró que "ella también es parte porque ella lleva todos sus problemas, indudablemente que también se afecta aunque afortunadamente no ha tenido problemas mayores".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores