Vítores, aplausos y lágrimas en celebración por Bachelet

Con gritos como "Olé, olé, olé, Michelle, Michelle" y "Chi, chi, chi, le, le, le, viva Chile y Bachelet", cientos de chilenos festejaron en la Alameda a la primera mujer Presidenta del país.

15 de Enero de 2006 | 22:15 | Bernardita Marino y Felipe Gálvez, El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- El ingreso de Michelle Bachelet, la nueva Presidente de Chile, fue espectacular. Con el himno nacional de fondo, coreado por unas 200 mil personas, y miles de papeles blancos cayendo desde la azotea del hotel Plaza San Francisco, la primera mujer Mandataria del país inició la larga celebración.

El mar de gente en que se convirtió la Alameda era un interminable ondear de banderas de todos los colores, con la leyenda "Bachelet Presidente", y con los símbolos de los partidos de la Concertación.

Las banderas chilenas colmaron la principal avenida de la capital, entre las calles MacIver y Arturo Prat, para recibir a una impecable Bachelet vestida con un traje azul de dos piezas.

Otra enorme bandera chilena exhibida en forma vertical, se transformó en el fondo de la escena donde la Mandataria saludó a los cientos de chilenos que la vitoreaban con frases como "Olé, olé, olé, Michelle, Michelle" y "Chi, chi, chi, le, le, le, viva Chile y Bachelet".

Las primeras frases pronunciadas por la nueva Presidenta de Chile parecieron llegar al fondo del corazón de la gente que colmó las calles aledañas al hotel. "Se lo merece, se lo merece", gritaban.

Incluso en los momentos más difíciles del discurso, cuando se notó nerviosa y tosió insistentemente, los aplausos no tardaron en llegar con el fin de apoyarla y darle ánimo para que pudiese continuar con el mensaje.

Momentos de plena emoción fueron cuando Bachelet recordó a su padre -el general Alberto Bachelet Martínez-, a Ricardo Lagos y la mención a los votantes del Pacto Juntos Podemos Más, que en esta segunda vuelta le dieron su apoyo.

No sólo hubo aplausos, sino también lágrimas por el momento histórico vivido.

De la formalidad del discurso de la Mandataria, se pasó luego a la algarabía de la celebración. Con Tommy Rey en escena, para los cientos de chilenos que colmaron la Alameda, llegó la hora de bailar y festejar.

"Hemos venido a saludar con mucho cariño a nuestra nueva Presidenta Michelle Bachelet", dijo el artista que salió a escena envuelto en una bandera chilena y cantando "La parabólica", haciendo bailar a toda la gente.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores