Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com

TEMAS

Qué hacer cuando el planeta Mercurio está retrógrado

En ciertos momentos del año nuestros planes se pueden obstaculizar no sólo por cosas del destino. Aquí puede entender porqué y cómo vivir este ciclo que llegará al 11 de mayo y se repetirá dos veces en 2010.
Jimena, Zúñiga, Guía Astrología
Jueves 29 de abril de 2010 09:20
Mercurio

Mercurio rige la comunicación, las ideas y el intercambio.
Foto: Tarot Symbolon

VEA MÁS SOBRE ESTE TEMA EN GUIOTECA.COM

Desde la Antigüedad distintas civilizaciones miraban el cielo para cosas simples como sembrar, pescar, tratar enfermedades, viajar, asociarse, comenzar negocios, etc. Sin embargo, hoy nosotros olvidamos eso y nos creemos todopoderosos, dados los grandes avances de la tecnología y la exacerbación de la lógica antes de la intuición, entre otras cosas.

Pero ahora los astros nos indican que Mercurio está retrocediendo en su órbita. Es decir, es un mal momento para la comunicación. ¿Por qué? La astrología –antigua ciencia y no algo “místico”- trabaja con símbolos y analogías. Este planeta fue designado con el nombre del dios Mercurio (Hermes para los griegos), el mensajero alado, deidad de los viajeros, comerciantes, literatos, oradores e inventores.

Desde ahí este planeta rige la comunicación, las ideas y el intercambio; cómo conocemos el mundo, los desplazamientos, el pensamiento lógico y más. Todo esto hoy está en receso. Las alas de Mercurio vuelan poco y lo hacen en sentido contrario pues, simbólicamente, ya tenemos demasiada información y es tiempo de asimilarla antes de seguir.

Por lo tanto, todo lo relativo a Mercurio puede atascarse, enredarse, volverse lento o confuso.
Este 2010 la primera retrogradación ocurre ahora entre el 18 de abril y el 11 de mayo. La segunda ocurrirá entre el 21 de agosto y el 12 de septiembre; y la última será entre el 10 y el 30 de diciembre.

¿Qué hacer estos días?

Cuando hace una semana fui al banco y un trámite electrónico que toma menos de cinco minutos se demoró casi treinta y la fila creció como nunca, pensé: “Esto es una prueba a mi paciencia, tendré que respirar profundo no más”.

Luego publiqué una nota que tuvo ciertos obstáculos para estructurarla y además se me pasó un error fuerte y evidente, que tuve que corregir y aclarar. En medio de todo, a un par de amigos en Europa se les truncaron sus planes de viaje por las cenizas del volcán islandés. Entonces, miré el calendario astral y dije: “¡Obvio, Mercurio está retrógrado!”

Así es, podemos ir a pasear y llueve, tener que firmar algo y los papeles no llegan, hacer un trámite y el sistema se cae, ir a comprar y no llevar el dinero, quedar para una reunión y los invitados no entendieron bien la hora o el lugar, querer viajar y olvidar un documento importante, desear llegar a la hora al concierto y el taco nos toma más de lo imaginado, hacer una gran oferta en la tienda y los clientes no la compran, etc., etc.

Con Mercurio alicaído no es bueno comenzar negocios ni nada comunicacional y, en caso de tener que hacerlo, es necesario tomar precauciones.
En un nivel práctico, hay que fijar y chequear bien los detalles, tener siempre un plan B por si las cosas no resultan, confirmar los datos que recibimos, sacar copias de documentos que obtengamos o despachemos y, si se puede, esperar para algunos desplazamientos o tratos importantes.

En un nivel más profundo, es bueno bajar nuestras expectativas de los resultados de cualquier esfuerzo o emprendimiento, ser muy flexibles frente a los obstáculos y evitar la rabia por lo que no resulta; respirar profundo frente a la lentitud que puede ocurrir en lo cotidiano, junto con practicar la paciencia; detenernos, tomarnos las cosas con más calma.

Esta pausa de Mercurio también puede serlo para nuestra vida. Puede ser un respiro para nuestra agitada mente que nunca para y, de esta forma, volcarnos hacia dentro y mirar en qué estamos, cómo y hacia dónde vamos. Además, podemos recurrir al buen humor, pues a este planeta le encanta reírse.

Y, como esta vez Mercurio se detiene en Tauro, podemos observar nuestra relación con todo lo material, con el disfrute de la vida y la sensualidad, con nuestras rigideces y obstinaciones, con nuestro ego posesivo, con nuestra fuerza interna, con aquello que valoramos y con nuestra mirada muchas veces bastante superficial de la existencia.

Comentarios

Deje aquí su opinión

Francisco Gabler: Gracias, porque siempre tienes un planteamiento cuando uno esta inestable, y esa orientacion es alentadora, calida y franca. Gracias cordiales saludos.

Carmen Saavedra: Muy interesante y para tener presente las fechas indicadas y lo que me hace mucho sentido, es cuando dices "recurrir al buen humor" y se me viene a la mente el articulo de las seleciones de Rider "LA RISA REMEDIO INFALIBLE" Por Dios que nos hace falta reirnos en este país, pareciera que hemos perdido el sentido del humor.

Laura Sánchez: Y todo tuvo sentido una vez más... claro y conciso... gracias!.

Más temas