Modistos famosos en muestra sobre celebridades

Será para la Fundación Roma Museo.

Por Ernesto Pérez, ANSA
Ju. 28 de octubre de 2010, 14:49
Más Ménos
Agencias

Agencias


ROMA. - Cien modelos de modistos famosos italianos para personalidades del espectáculo igualmente célebres se podrán admirar excepcionalmente durante un mes en la sede de la Fundación Roma Museo, en pleno centro de la capital, del 5 de noviembre al 5 de diciembre.


Se trata de modelos de estilistas de fama mundial como Giorgio Armani, Roberto Cappucci, Valentino, Gianni Versace, las hermanas Fendi, Alberta Ferretti, Miuccia Prada, Emanuel Ungaro, Ottavio Missoni, Romeo Gigli.


La gente para los que fueron concebidos estos ropajes de ensueño se llaman o se llamaban Luciano Pavarotti, Montserrat Caballé, Katia Ricciarelli, Carla Fracci, Cecilia Gasdia, Luciana Savignano, Raina Kabaivaska, Joaquín Cortés y otros.


 Es la primera vez en la historia de la moda y de las exposiciones que modistos de tan preclara fama, habitualmente celosos de sus creaciones, acceden a confrontarse en una única sede, si bien solo por un mes.


Titulada "Il Teatro alla moda", por un célebre libelo escrito por Benedetto Marcello en la primera mitad del siglo XVIII para criticar lo que él llamaba la decadencia de la ópera veneciana, y subtitulada "Trajes para el teatro", la exposición es un triunfo de colores, de inventiva y desbocada imaginación.


Cómo definir si no la increíble falda flamenca de cinco metros de cola negra creada por Armani para lucimiento del bailarín flamenco Joaquín Cortés que se la puso a torso desnudo o el vestido entero largo de siete campanas imaginado por Capucci para la cantante Anna Caterina Antonacci para una representación en la Scala de Milán de 1997.


Y qué decir del tutú multicolor con blusa y medias cubiertas de signos y manchas de colores de Versace o la armadura metálica con bonete y cinco tentáculos en ángulo recto de Romeo Gigli para no hablar más que de los modelos más osados y excéntricos de la exposición.


Creaciones que en su época dieron mucho que hablar, como el ropaje de Missoni para "Lucia di Lammermoor", el de Versace para "Salomé", el de Armani todo inmaculadamente blanco para "Cosí fan tutte" y el de Gigli para "La flauta mágica" son visibles nuevamente en esta ocasión que será irrepetible y memorable.


Será una exposición filológica porque al lado de cada modelo se podrá reconstruir todas las etapas de su creación, desde el boceto primigenio al diseño original además del video que los muestra en escena. Algunos de los modistos seleccionados merecen sección aparte como Armani (con trajes para óperas de Strauss, Verdi y Mozart) y Capucci con los 500 metros de tafeta blanca y plata para las 12 vestales del homenaje a Maria Callas de la Arena de Verona de 1986 y los dos mantos reales para la soprano June Anderson en un "Capricho" de Strauss del San Carlo de Nápoles.


 También las tienen las hermanas Fendi con sus magníficos tapados de piel para óperas de Verdi, Puccini, Mozart y Bizet y hasta Ferretti con un único espectáculo se merece renglón aparte gracias a los cinco modelos más representativos de los 490 que diseñó en un ímpetu creativo único en la historia para una "Carmen" de Bizet de las Termas de Caracalla, en Roma.