Comenzaron los desfiles de moda masculina en París

A la sombra del juicio que enfrenta Galliano, los diseños para hombres acaparan los flash en la pasarela francesa.

EFE
Ju. 23 de junio de 2011, 09:05
Más Ménos
Diseños de Nicola Formichetti y Romain Kremer para Thierry Mugler.

Diseños de Nicola Formichetti y Romain Kremer para Thierry Mugler.

AFP

PARÍS.- La moda masculina de París para la primavera-verano 2012 comenzó ayer a desvelar sus tendencias en una jornada que quedó marcada por el juicio contra uno de sus hasta ahora grandes protagonistas, John Galliano.

Las pasarelas comenzaron por la tarde, casi al mismo tiempo en que el modisto gibraltareño alegaba ante la Corte sufrir de una adicción a múltiples sustancias legales y no recordar los insultos antisemitas filmados en un vídeo cuya difusión por internet, el pasado febrero, le valió el despido inmediato de Christian Dior Couture y de la firma que lleva su nombre.

Entre desfile y desfile llegaron también las primeras citas, abiertas por Barnabé Hardy, creador francés de talento y gran estrategia quien tras haber trabajado más de ocho años en Balenciaga, donde desarrolló su línea masculina, presentaba hoy su sexta colección propia.

Gran experto en cazadoras de cuero, sus colecciones incluyen siempre nuevas versiones de su modelo fetiche el “patchwork origami”, que para el invierno 2012 contarán con detalles trenzados en blanco y azul, a juego con bolsos protectores para toda la línea apple, del MacBook al iPhone.
Inspirado en el tatuaje su estilo para el próximo invierno, que tendrá una declinación femenina el próximo octubre, cuando se presenten las colecciones de Prêt-à-Porter, no oculta una leve aspiración oriental, perfecta para su clientela japonesa pero también occidental.

El modisto y ex boxeador japonés Arashi Yanagawa fue el encargado de abrir los desfiles pocos minutos después de que Galliano dijese ante los tribunales “sentirse mucho mejor” que hace unos meses tras haber iniciado una desintoxicación en EE.UU. y en Suiza.

El creador lo hizo desde la firma John Lawrence Sullivan, nombre de uno de sus ídolos del boxeo y legendario campeón estadounidense hace más de cien años.

Conocido por amar el contraste, no sólo entre su nombre y el de su marca, Arashi Yanagawa lo fomenta también en sus creaciones, destinadas a hombres capaces de permitirse ciertas fantasías en el color, la forma o la combinación de prendas, pero que también pueden pasar elegantemente desapercibidos en caso de desearlo.

Llegó luego el turno a Nicola Formichetti, el modisto de Lady Gaga, quien ofreció uno de los momentos más esperados del día con sus nuevas creaciones para Thierry Mugler, firma que resurge con él de sus cenizas.
Hoy lo hizo con un desfile en el que el nuevo director artístico de Mugler quiso ir en busca del ideal masculino, en colaboración con el diseñador Romain Kremer.

El objetivo era transmitir una idea de fantasía, sueño y voyeurismo, en el que mitos antiguos y también modernos estuviesen representados, lo que llenó su pasarela de hombres surgidos del mundo del fútbol, del porno, de la Grecia clásica y también del surf, explicaron a la prensa.

Otra estrella de la jornada fue el israelí Ehud, diplomado de la Central Saint Martins College of Art & Design de Londres, lugar donde se formaron o pasaron al menos una temporada los grandes creadores del momento, entre ellos el malogrado Alexander McQueen y el propio John Galliano.

Requisito indispensable para desfilar en París, Ehud, 'hacedor' de exquisita sastrería, posee igualmente el dominio de un corte impecable y esteta, manejado sobre materias primas tradicionales, de la lana al cuero y si es preciso de otras que lo son menos como el vinilo.

La agenda del día se cerraba con Alexandre Mattiussi, nombre en claro ascenso, tras haber trabajado en Dior, Givenchy y Marc Jacobs, y acostumbrar a vivir entre París, Milán y Nueva York.En cierta forma la primera cita de la temporada tuvo lugar anoche y la ofreció Chanel, para presentar la colección de gafas otoño-invierno 2011-2012 “Prestige”.

Sin duda un pequeño adelanto del desfile de lujo que mostrará la firma a principios de julio en las jornadas de la Alta Costura, cuyos desfiles tendrán sin duda aún un considerable eco mediático relacionado con el caso Galliano, cuando la casa Dior presente la segunda colección preparada por sus propios talleres, sin la intervención del que hasta hace sólo seis meses era su gran director artístico.

La sentencia del Tribunal Correccional de París que hoy juzgó al modisto gibraltareño se conocerá el próximo 8 de septiembre.