¿Se puede tener alergia al condón?

Sí, sobre todo a los condones fabricados con látex.

Francisca Vargas V.
Vi. 01 de julio de 2011, 16:48
Más Ménos
Agencia

Agencia


No se trata de una alergia a no querer usarlo sino más bien a que su uso puede provocar alergias debido a que la mayoría de los condones están fabricados con látex, una sustancia que puede generar reacciones adversas.


 “Las alergias, en general, son crónicas y van empeorando con la exposición repetida al látex, sin embargo la mayoría de las molestias son leves, pero en un pequeño porcentaje, los alérgicos al látex pueden desarrollar síntomas muy severos y hasta la muerte”, afirma la Dra. Lilian Carrasco, gineco-obstetra y académica de la Facultad de Medicina de la U. Andrés Bello.


La especialista, señala, que esta intolerancia al condón podría causar desde prurito genital con irritación de la zona, hasta alteraciones sistémicas como bajas de presión, mareos incluso el shock anafiláctico. También puede causar irritación y dermatitis de contacto.


Por tanto, es importante que la pareja esté en conocimiento de cual es el origen del rechazo, que produce en las mujeres una irritación, ardor genital, inflamación o infección vaginal. Mientras que en los hombres, es posible que cause una inflamación de la mucosa en la cabeza del pene o una infección.


La alergia entonces será al látex del preservativo aunque, del mismo modo es posible que exista una reacción a la sustancia que tiene como lubricante, la que se compone de alcohol y nonoxynol 9.


“La mayoría de los condones no trae espermicida (nonoxynol 9) sino lubricante en base acuosa. El lubricante en general no causa alergia. El nonoxinol 9 y algunos de los compuestos químico que se mezclan con el látex en su procesamiento también pueden causar lesiones e irritaciones en las mucosas”, explica la Dra. Carrasco.

Combinación explosiva

Una mezcla altamente nosciva es la que podría desencadenar el látex junto al plátano y la palta. “Provocan una reacción cruzada que en la mitad de los casos causa un shock anafiláctico que es una reacción grave que podría ser mortal”, afirma la Dr. Ana María Agar, inmunóloga de Clínica Alemana.


Este shock –asegura– es una respuesta del organismo que se produce por una sensibilización paulatina a alguna proteína, que tiene una secuencia de aminoácidos similar en el látex y frutas como, el plátano, palta, castañas y kiwi.


"No es necesario tener contacto con ambas en forma simultánea para reaccionar. Por eso, cualquier persona que tenga una respuesta alérgica aunque sea mínima, al látex o alguna fruta, debe consultar, ya que una vez sensibilizados, en un 50% de los casos se produce un shock anafiláctico, que puede generar dificultades para respirar, desmayo e, incluso, cuando no recibe atención, la muerte", señala.


Sin embargo, existen cifras que afirman que la alergia al látex afectaría solo al 1% de la población, “pero en el personal de salud ha aumentado entre el 3 y 10% por un mayor uso de guantes de este material. Entonces, si se incrementa la utilización de estos elementos, la reacción cruzada también puede hacerlo", sostiene la doctora Agar.


La inmunóloga aconseja que para diagnosticar una reacción cruzada lo más importante es la historia clínica. Además, realizar un test cutáneo o un examen sanguíneo de IgE específica para el látex, que es el anticuerpo que produce la reacción alérgica ante el contacto con este elemento.


En tanto para las personas alérgicas al condón de látex se recomienda suspender su uso y optar por “otros con poliuritano y en caso de reacciones irritativas debe cambiarse a condones que no contengan nonoxinol 9 o simplemente, cambiar de marca”, aconseja la Dra. Lilian Carrasco.