Spinning: Un deporte no apto para todas las personas

Durante una sesión de 45 minutos se pueden quemar hasta 1.000 calorías.

Emol
Ma. 26 de julio de 2011, 08:20
Más Ménos
Raúl Bravo, El Mercurio

Raúl Bravo, El Mercurio

"Vamos subiendo una montaña. Pedaleen fuerte, fuerza, fuerza, al ritmo de la música. Ahora bajamos, saquen toda la carga, rápido, rápido. En este momento andamos por un sendero, pedaleen. Vamos más lento, sientan el viento que roza sus rostros…". Frases como éstas son las que suelen usar los profesores de spinning para animar a sus alumnos durante las clases de este deporte, creado en 1980 y cada vez más popular entre quienes gustan de la actividad física.

Se trata de un entrenamiento fácil y entretenido, que se practica sobre una bicicleta estática en sesiones que por lo general se extienden por 45 minutos, durante los cuales se pueden perder entre 500 y 1.000 calorías; se tonifican piernas, espalda, abdomen, brazos y glúteos; mejora la frecuencia cardíaca y disminuye la presión arterial. De ahí el creciente interés que genera.

Sin embargo, y aunque se disponga de toda la energía para practicarlo, el spinning no es una actividad apta para todas las personas, "ya que esta práctica es intensa y hay una exigencia cardiovascular sobre lo habitual", según explica León Raposo, traumatólogo de Vidaintegra.

Carlos Sandoval, kinesiólogo del mismo centro médico, sostiene que el spinning puede ser practicado por "todas las personas que tengan una condición física aceptable". ¿Quiénes quedan afuera? "Lo que tienen riesgo cardiovascular, individuos con presión arterial alta no controlada, con problemas cardíacos en general, obesidad mórbida,  pacientes con dificultades neurológicas y los fumadores, además de los niños, ya que están en proceso de desarrollo", sostiene el especialista.

El doctor Raposo agrega que a las mujeres embarazadas tampoco se les aconseja realizar este ejercicio, más que nada por precaución. Y en el caso de las personas mayores de 50 años, lo ideal es que previamente se sometan a una evaluación médica para detectar alguna enfermedad de riesgo.

Si se cumple con los requisitos para practicarlo, es útil tener en cuenta algunas recomendaciones a la hora de realizarlo por primera vez.

A juicio del kinesiólogo, es esencial "ser consciente de nuestra condición física, no esforzarse más de la cuenta y hacer la progresiones de intensidad de forma paulatina en el tiempo".

Sandoval también aconseja "realizar un calentamiento previo, que puede ser en la bicicleta. Debe incluir elongaciones de los grupos musculares a participar, especialmente los de extremidades inferiores. Esto también es bueno realizarlo posterior al ejercicio, ya que nos ayudará a eliminar los desechos tóxicos que se producen durante éste".

Por su parte, el traumatólogo sugiere usar ropa apropiada, idealmente ajustada. "La suela de la zapatilla debe ser rígida para mejorar su desempeño, y es primordial  mantener una buena hidratación", agrega.

"Para una persona sedentaria realizar un deporte exigente podría provocar una distensión muscular, pero si lo hacemos de forma sucesiva, el riesgo disminuye. Es conveniente tener cautela con los individuos que tienen factores de riesgo, patologías a la rodilla o con quienes tengan dolores lumbares", concluye.