Las mujeres con sobrepeso tendrían menos éxito en fertilización

Por Genevra Pittman, Reuters
Ju. 25 de agosto de 2011, 13:13
Más Ménos
Óleo de Patricia Marutsuka

Óleo de Patricia Marutsuka


NUEVA YORK. - Cuanto más pesa una mujer, más problemas podría tener para quedar embarazada y dar a luz un bebé luego de una fertilización in vitro (FIV), señaló un estudio realizado en Estados Unidos.


Además, estas mujeres perderían a sus bebés con mayor frecuencia, añadieron los expertos. Investigadores dirigidos por Barbara Luke, de la Michigan State University, hallaron que las mujeres con sobrepeso u obesidad eran menos propensas que sus pares con peso normal a quedar embarazadas a través del uso de tratamientos de fertilidad.


Estudios previos también detectaron peores resultados de la FIV en las mujeres con mayor peso, aunque no prueban que los kilos de más sean directamente responsables de los problemas reproductivos que experimentan esas pacientes.


"Las fallas en el tratamiento y el embarazo que implica la creciente obesidad aumentaron de manera importante, comenzando en las mujeres con sobrepeso", escribieron Luke y sus colegas en la revista Fertility and Sterility.


El equipo reunió datos de un sistema de reporte que incluye más del 90 por ciento de los tratamientos de FIV realizados en Estados Unidos. La información era de 150.000 ciclos de tratamiento de fertilidad efectuados en el 2007 y el 2008 en 361 clínicas diferentes.


Para cada ciclo, el sistema de reporte incluía datos sobre si el procedimiento se había cancelado; si había conducido a un embarazo; y si esa gestación había terminado en aborto espontáneo, parto de un feto muerto o si la mujer había dado a luz a un bebé con vida.


En la mayoría de los casos, también había datos sobre la altura y el peso de la mujer antes de comenzar el tratamiento. Desde el comienzo hasta el final del tratamiento de fertilización, las mujeres con mayor peso tuvieron peores resultados.


"Sabemos que tener sobrepeso y obesidad no es bueno (para una FIV), sólo se trata de saber cuán malo es y dónde radican los malos efectos", dijo Brian Cooper de Mid-Iowa Fertility, en Clive, que no participó del estudio.


Alrededor del 9 por ciento de los ciclos realizados a mujeres con peso normal se detuvo antes de tiempo, comparado con el 16 por ciento de los ciclos efectuados en las pacientes de mayor peso: aquellas con índice de masa corporal (IMC) mayor a 50, que equivale a una mujer de 1,60 metros y 136 kilos.


Las mujeres con peso normal tuvieron un 43 por ciento de posibilidades de quedar embarazadas durante cada ciclo usando sus propios óvulos frescos para la FIV, comparado con el 36 por ciento en las pacientes obesas. Las tasas para los casos de sobrepeso y obesidad menos acentuada fueron intermedias.


Entre las mujeres que quedaron embarazadas, la tendencia continuó: en muchos casos las de mayor peso fueron dos veces más propensas que las pacientes de peso normal a perder el bebé.


Las mujeres con sobrepeso y obesidad que están buscando concebir deben saber que incluso un pequeño descenso de peso ayuda, dijo Howard McClamrock, especialista en infertilidad del Centro Médico de la University of Maryland en Baltimore, ajeno al estudio. McClamrock indicó que aunque la investigación ha estado demostrando cada vez más una conexión entre el exceso de peso y la obtención de peores resultados en la FIV, la razón no está clara.


Una explicación es que el tejido graso adicional emite estrógeno, lo que confunde al cerebro y lo hace pensar que los ovarios están trabajando cuando en realidad no es así, por lo que el cerebro no hace su parte para poner en acción a los ovarios, indicó Cooper.


Luke y sus colegas expresaron que las mujeres delgadas y las obesas tendrían diferentes causas de infertilidad, aunque añadieron que no contaron con datos sobre los factores de estilo de vida que afectarían el éxito de la FIV, o ninguna información sobre las parejas masculinas.


Las mujeres delgadas y de peso normal generalmente tenían tasas mayores de endometriosis, una condición en la que las células de la cubierta del útero crecen en otros órganos.


En tanto, el síndrome de ovario poliquístico, por el cual los ovarios se agrandan y contienen varios quistes pequeños, era más común en las pacientes de mayor peso. Con todo, Cooper aclaró que el peso no es un problema tan grande para la fertilidad femenina como la edad o el tabaquismo.