Piense propósitos realistas para ponerse en forma el nuevo año

"El error típico es ser demasiado vago o demasiado amplio", dice un experto.

Por Dorene Internicola, Reuters
Mi. 28 de diciembre de 2011, 08:13
Más Ménos


NUEVA YORK.- ¿Ha empezado ya a pensar en los propósitos de Año Nuevo para ponerse en forma?


Los expertos dicen que aunque desearlo no lo convierte en realidad, visualizarse a uno mismo más en forma y delgado puede ayudar a ponerse en el camino correcto.


"Visualice su éxito", aconseja la instructora de fitness y bienestar Shirley Archer. "Imagine un día perfecto en el que está en la forma que desea. ¿Cómo se vería y cómo se sentiría y qué podría hacer fácilmente si disfrutara de su forma ideal?", añadió.


Luego, dijo Archer, autora de "Fitness 9 to 5", trabaje en objetivos específicos. "El error típico es ser demasiado vago o demasiado amplio", dijo. "En lugar de ’Quiero perder peso, diga ’caminaré 10 minutos al día de lunes a viernes’. Y no se ponga objetivos más difíciles hasta que consiga los más fáciles", aconsejó.


Tener un gran objetivo está bien, según Archer, mientras uno aprenda y se perdone los inevitables resbalones. "Pregúntese por qué lo hizo, pero sea emocionalmente neutral", dijo Archer. "Despójese de la autocrítica", agregó.


Ella lo llama entrenarse desde dentro hacia afuera, y admite que es más fácil decirlo que hacerlo. "Los estudios muestran que habitualmente uno tarda ocho semanas en fijar un nuevo hábito", dijo.


"Así que hay que trabajar mucho para cambiar esa actitud", añadió. Enero es el mes que cuenta con más clientes nuevos y antiguos que vuelven a Equinox, una cadena estadounidense de gimnasios, dijo Geralyn Coopersmith, que supervisa la preparación del personal de entrenamiento.


"Es la misma conversación: Necesito perder peso y necesito tonificar", dijo. "Les animamos a proyectar su imagen a dentro de un año: ?cómo será la transformación?", comentó.


Luego, dice, les recuerda que Roma no se hizo en una hora. "Venir en enero con prisas no es una buena estrategia. La lentitud y la constancia imperan en el fitness", afirmó.


"No es tan atractivo como el ’póngase en forma en 30 días’ pero no pierdes la forma en 30 días", dijo. En su lugar, Coopersmith está a favor de un acercamiento personalizado. "El fitness no es algo que sea igual para todos", dijo.


"Queremos que la gente tenga una evaluación aunque estén viendo a un entrenador regularmente", añadió. Agregó que los clientes a los que se deja a su antojo con las máquinas pueden realizar elecciones poco efectivas.


"Es de naturaleza humana gravitar en torno a las cosas en las que uno es eficiente, pero que son las que menos necesitan", dijo. Kevin Burns, portavoz del Consejo Estadounidense sobre Ejercicio, insta a abandonar esos sueños grandiosos de cambios enormes por dos o tres objetivos inteligentes, específicos y que se puedan medir. Luego, escríbalos.


"En lugar de decir ’Haré ejercicio cada día en 2012’, póngase una agenda, establezca una línea de tiempo y sea flexible pero específico", dijo Burns, entrenador de fitness desde hace 20 años.


"Un propósito de Año Nuevo es un maratón, no un esprint", agregó. También sugiere echar un vistazo a los propósitos del año anterior, a qué funcionó y qué no y por qué. "Si falló el año pasado, probablemente volverá a fallar", dijo.


 "¿Por qué empezar otro año con propósitos fallidos?", preguntó. Sea cual sea su camino hacia ponerse en forma, dijo Coopersmith, dese cuenta de que va a llevar algo de tiempo. "La diferencia entre éxito y fracaso es mantenerse a uno mismo las promesas", dijo, "y hacerse una promesa que uno pueda cumplir".