Rubias que quieren ser morenas y las nuevas tendencias para el pelo

La moda hollywoodense se impone, pero también surgen las mechas desteñidas californianas.

Por Valeria Barahona
Sa. 21 de enero de 2012, 07:00
Más Ménos


El lado oscuro de Kirsten Dunst apareció en AnOther Magazine con una húmeda cabellera negra, mientras que Chloë Sevigny -conocida como ‘la reina indie’ por su participación en películas de bajo presupuesto a pesar de su trabajo con Woody Allen-mostró su pelo negro azabache a la revista de moda de El País.


Pero antes, Katy Perry sorprendió a todos con la noticia de que era rubia natural, al igual que Dunst y Sevigny.


La conocida frase “ellos las prefieren rubias” se debe al ícono sexy de mediados del siglo pasado, la platinada Marilyn Monroe. Desde ahí que quienes poseen herencia nórdica llaman más la atención del sexo opuesto, pero esta tendencia está cambiando debido a las meteóricas carreras cinematográficas de morenas como Penélope Cruz, Mónica Bellucci y Salma Hayek, quienes además han sido rostros de las marcas Lancôme, Dolce & Gabbana y Avon.


Mauricio Cid, estilista, asegura que “las latinoamericanas ya no están tan rubias como antes” porque, además de que son pocas las naturales, “para lograr el rubio tienes que mantenerlo con tratamientos que castigan mucho más al cabello, y hoy la tendencia es a lo natural, que no se note que la gente fue a la peluquería”.


En la misma línea, Melissa Ascencio -estilista de Sólo para muñecas-, afirma que “para este verano viene el freestyle o californianas, que consiste en teñir el pelo en degradé desde las puntas hacia la raíz, en tonos dorados y de fantasía, onda rosado, rojo, etcétera”, tendencia en la que coincide Mauricio Cid: “las californianas se llevan porque te dan luminosidad en el rostro, que en el fondo es un ‘por aquí pasó’ la tintura, ya que te las hiciste una vez y puedes no hacértelas más y se mantienen, porque el crecimiento en el pelo ya está”.


Si la idea es cortar el pelo, Emma Watson está marcando pauta con su estilo pixie “porque las mujeres están más dispuestas a atreverse, son pocas las que siguen sufriendo por su pelo largo”.


Pero lo principal, plantea Mauricio Cid, “es lo que te siente bien a ti. Yo creo que hoy se usa todo, tanto los rubios como los castaños, porque lo más importante es que tengas tu propio estilo y te saques partido, además de que lo que te hagas en el cabello sea acorde con tu tipo de piel y la forma de tu rostro, eso es lo primordial”.