EE.UU: Mujer dice que fue despedida por pedir un lugar para extraerse leche materna

El caso llegó hasta una corte federal, cuyo juez determinó que el caso que afecta a Donnicia Venters no constituye discriminación sexual.

Por Ramit Plushnick-Masti, AP
Vi. 10 de febrero de 2012, 11:16
Más Ménos

HOUSTON.- El fallo de un juez federal de Estados Unidos contra una madre que dice fue despedida por pedir un lugar donde extraer leche materna en su trabajo, subrayó una interrogante que no ha sido respondida por cortes superiores: ¿Despedir a una mujer porque quiere sacarse leche durante su trabajo es discriminación sexual?

En su fallo, el juez Lynn Hughes dijo que el despido no habría sido ilegal incluso si la mujer, Donnicia Venters, y la Comisión de Igualdad en el Empleo estuviesen acertados en su presunción de que Houston Funding, una agencia de cobro de deudas, la despidió por pedir un lugar para extraer leche materna en el trabajo.

El juez alega que la lactancia no está relacionada con el embarazo y, por tanto, "despedir a alguien por lactancia o extracción de leche materna no es discriminación sexual".

Otras cortes han emitido fallos similares, pero ningún tribunal superior de apelaciones ha emitido fallos sobre el asunto, dejando a muchas madres en un limbo legal, dijo Carrie Hoffman, una abogada laboral con sede en Dallas.

Hoffman dijo que la ley de salud del Presidente Barack Obama lidia con la lactancia y requiere a los empleadores que den a las madres tiempo para sacarse leche, pero no las protege específicamente de ser despedidas por pedirlo.

"La intención (de la ley) fue alentar el regreso al trabajo de las madres lactantes, pero también permitirles el seguir extrayéndose leche, por los beneficios de salud asociados con la lactancia", dijo Hoffman. "Pero aún así, la ley no menciona nada de despedir a la empleada (...) Solamente requiere tiempo para lactar. Esa parece ser la fisura legal".

De cualquier manera, la regla -que entró en vigencia el año pasado- no sería aplicable a Venters, cuyos problemas datan de inicios de 2009.

Anoche, la compañía emitió una declaración en la que dijo que saludaba la decisión del tribunal y negaba haber discriminado a Venters. La compañía dice que Venters fue despedida por no haber tenido un buen contacto con la empresa durante su licencia de maternidad.