El pan es el principal culpable del excesivo consumo de sal en EE.UU.

Los fiambres, la carne ahumada, la pizza, el pollo y las sopas son algunos de los otros alimentos considerados ricos en sodio.

Por David Beasley, Reuters
Ma. 14 de febrero de 2012, 13:29
Más Ménos
AP

AP

Nueve de cada 10 adultos estadounidenses consume demasiada sal y las principales culpables no son las papas fritas sino las rodajas de pan, informaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

El 44 por ciento del sodio consumido puede vincularse con 10 tipos de comida, dijeron los CDC. El pan y los llamados "rolls" lideran la lista, seguidos por los fiambres, la carne ahumada, la pizza, el pollo, las sopas, los sándwiches, el queso, la pasta, la carne y los "snacks", como pretzels y papas fritas.

Una rodaja de pan no tendría mucha sal, pero cuando se consume varias veces por día puede aumentar la ingesta diaria de sal. Una sola rebanada de pan blanco podría contener hasta 230 miligramos de sal, según los CDC.

El consumo elevado de sal puede aumentar la presión arterial, un factor de riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular (ACV), indicó la agencia estadounidense.

El estadounidense promedio consume 3.266 miligramos de sal por día, sin contar la sal sumada en la mesa, lo que se ubica muy por encima de los 2.300 miligramos recomendados, señalaron los CDC.

Para seis de cada 10 estadounidenses, incluidos los mayores de 51 años o los que tienen hipertensión o diabetes, 1.500 miligramos es el límite de ingesta diaria de sal aconsejado.

Incluso comidas que parecen saludables como el queso blanco tendrían mucha sal, informó la agencia. Y también al pollo y al cerdo crudos se les suele inyectar sal.

Los CDC recomendaron comer más frutas y vegetales, y leer cuidadosamente las etiquetas de los productos alimenticios para hallar aquellos con el menor contenido de sal.

"La enfermedad cardíaca y el ACV son las principales causas de muerte en Estados Unidos y dependen ampliamente de la elevada tasa de hipertensión", dijo a periodistas el director de los CDC, doctor Thomas R. Frieden, en una conferencia telefónica.

Uno de cada tres adultos estadounidenses tiene presión arterial elevada, o hipertensión, agregó.

"Una de las cosas que está elevando la presión sanguínea es que la mayoría de los adultos de este país comen o beben el doble de la cantidad de sodio que se recomienda", dijo Frieden.

"La mayor parte de ese sodio extra proviene de productos comunes de panaderías y restaurantes y una muy pequeña proporción del salero en la mesa", añadió.

Casi dos tercios de la sal consumida por los estadounidenses proviene de productos envasados, el 24,8 por ciento de restaurantes y el resto de otras fuentes como máquinas expendedoras y el salero, reveló el estudio.

La sal por caloría de comida consumida fue mucho mayor en restaurantes que en alimentos comprados en almacenes, indicaron los CDC.

Frieden aconsejó que los productores de alimentos y los restaurantes reduzcan voluntariamente la cantidad de sal en sus comidas. Una disminución del 25 por ciento en el contenido de sal en las 10 fuentes principales de sodio salvaría 28.000 vidas por año, agregó el funcionario.
Y les daría a los consumidores más posibilidades de elegir.

"Las personas pueden escoger cuánta sal agregar en la mesa", dijo, y agregó: "Pero no pueden quitarla una vez que está allí".

La Asociación de Fabricantes de Productos Comestibles dijo que la industria alimenticia ha estado intentando reducir el contenido de sal de miles de productos mientras mantiene el sabor que atrae a sus consumidores.

"Si bien se han realizado avances, reducir el sodio en los productos sin afectar el sabor o la aceptación del consumidor de los productos no es tarea fácil", indicó el grupo en un comunicado.