Cocina

Tips para tener una huerta orgánica en tu hogar

Hasta en departamentos se pueden cultivar plantas silvestres y cocinar con ellas.

Emol
Sa. 18 de febrero de 2012, 07:00
Más Ménos
Macarena Pérez, El Mercurio

Macarena Pérez, El Mercurio

Producir en forma autónoma vegetales y hierbas en el propio patio o terraza, facilita el consumo de alimentos frescos, saludables y cuidados con esmero.

La idea es aprovechar espacios pequeños para cultivar alimentos, independiente si son plantados por ornamento o para ser utilizados en las comidas. Además, se puede optar por tener solo plantas medicinales.

"Los productos de una huerta orgánica familiar son fuentes naturales de vitaminas y sales minerales, y su consumo diario abarata los gastos en comida y se aprovecha al máximo el presupuesto familiar", afirma Stephanie Holiman, directora del Huerto Hada Verde.

Para instalar una huerta lo primero es elegir el lugar ideal que reciba sol, mejorar la calidad de la tierra si es que se siembra en el patio de la casa, o adquirir los contenedores o macetas adecuadas si es que se hará en la terraza de un departamento.

Según los cálculos del portal Organic SA,  para una huerta familiar se necesitan 10 x 10 metros para abastecer de hortalizas a una familia de seis a ocho miembros, e incluso para vender los excedentes.

Sin embargo, en el caso de querer armar una huerta ecológica con hierbas como cilantro, perejil, albahaca o ciboulette, se necesita muy poco espacio y solo más profundidad en las macetas para plantar lechugas, acelgas o tomates.

"Cuando armas tu huerto tienes la seguridad que la producción es limpia, sin pesticidas, herbicidas, y eso mejora la salud de la familia y conlleva el beneficio de trabajar con la tierra, que reduce el estrés porque se disfruta mucho el tiempo que se pasa con las plantas", detalla la directora de Hada Verde.

Al construir un pequeño oasis verde -continúa-, la persona comienza también a conectarse con las bondades de la naturaleza, las que invitan a aprender técnicas orgánicas o ecológicas para hacer abonos, semillas, compostaje, y qué hacer cuando se presente alguna dificultad o a quién pedir ayuda.

Para ello, existen comunidades de huerteros urbanos bien organizados y que transitan por la feria Ecológica de La Reina, el Huerto Hada Verde y la Red Trafkintü Permacultural, entre muchas otras, lugares donde también es posible informarse acerca de las fechas de talleres instructivos.

Cultivos verticales

Todo puede crecer si se planta y si se cuelga una maceta en el techo, porque cuando el espacio es muy reducido también funciona. "Se puede usar distintos contenedores, canaletas, botellas recicladas e incluso existen los techos verdes que se van adecuando para cultivar hacia arriba. Lo que se invente tienes que pensar cómo entregar el agua y los nutrientes que no llegarán por sí solos, fuera de la tierra te conviertes en la mamá o papá de esa planta", asegura Holiman.

Y no es complicado, puedes hacer compost, humus de lombrices con restos de vegetales o simplemente enfriar el agua de verduras cocidas y entregas cantidad de nutrientes.

Por otra parte, existen cultivos caseros hidropónicos o "cultivo sin tierra", que conllevan también el beneficio de poder cosechar todos los meses del año, especialmente hortalizas, plantas medicinales, aromáticas y ornamentales.

Para hacer un hidro-huerto se pueden aprovechar materiales, especialmente, botellas de plástico.

Una alternativa real es hacer algo similar o adquirir un "Windosfarms", que es un huerto de ventana creados por una neoyorquina que estaba aburrida de no poder cultivar sus propios vegetales. Bajo ese impulso, elaboró un sistema que ha sido replicado en los cinco continentes. Windowfarm  funciona sin fines de lucro y solo con el objetivo de expandir esta cultura. Es por eso que se puede descargar toda la información necesaria para que cada persona  lo implemente en su casa y a su manera, para luego compartir la experiencia en esa misma web.