Bebida cola lanzará versión intermedia entre una light y una con azúcar

La iniciativa se suma a las campañas que realizan diversas compañías por mejorar la calidad nutricional de productos, en especial de los dirigidos a niños.

EFE / Emol
Vi. 24 de febrero de 2012, 10:39
Más Ménos
José Luis Rissetti, El Mercurio

José Luis Rissetti, El Mercurio

La obesidad es un problema a escala global. Ante esto varias compañías se han visto obligadas a realizar cambios en sus promociones y en la composición de sus productos, para enfrentarse a la presión de gobiernos y organismos internacionales por mejorar la oferta nutricional.

Un ejemplo de esto es el anuncio realizado por Pepsico de lanzar, a finales de marzo, una nueva edición de su emblemática bebida Pepsi, llamada "Pepsi Next", que se diferencia por tener la mitad de calorías que una cola normal, pero mantiene el mismo sabor característico de la estándar.

"Pepsi Next es una mezcla entre las bebidas con cero calorías y aquellas que contienen azúcar, para dar a los consumidores una opción intermedia y moderada, ya que hay muchos que rechazan tanto las normales como las cero, por la pérdida de sabor a cola", explicó Andrea Canabal, portavoz de Pepsi.

PepsiCo está introduciendo esta política de reducir las calorías en otras divisiones de la compañía, como en la de la bebida energética Gatorade o en la de jugos Tropicana, que ofrecen productos con la mitad de calorías a través de "G2" y "Trop50", respectivamente.

Sin embargo, ésta no es la única medida que Pepsi ha tomado para mejorar su oferta nutricional, ya que en marzo de 2010 anunció que eliminaría la distribución de bebidas con azúcar en las escuelas alrededor del mundo, iniciativa que según la compañía debería hacerse totalmente efectiva para este año.

En esa oportunidad, PepsiCo dijo que esta política serviría para que los contextos escolares fueran conductos para la promoción de la salud de los estudiantes.

Otro caso reciente es el de Mars, dueña de marcas como Snickers y Milkyway, que la semana pasada anunció que dejará de vender chocolates que superen las 250 calorías por porción  para el fin del próximo año. Eso significaría la muerte para los productos "king size", que tienen 510 calorías por barra.

En una declaración pública, la compañía dijo estar alerta ante los altos índices de obesidad, enfermedades coronarias y diabetes "en las regiones en que operamos", y que se están tomando pasos para mejorar el contenido nutricional de sus snacks.  "Estamos renovando nuestros chocolates para reducir grasas saturadas y calorías por porción", dijo la empresa.

Éste no es el único cambio de política que Mars ha realizado para combatir la obesidad infantil. En 2007, la compañía decidió cambiar su política de marketing con el objetivo de alejar a los niños menores de 12 años de sus productos.

Mars es una de las entidades que participan del Partnership for a Healthier America, una estrategia dirigida por la Primera Dama de Estados Unidos, Michelle Obama.

Otra entidad que tuvo que hacer cambios en su distribución fue Mc Donald's, que en julio de 2011, ante la presión sobre sus productos, tuvo que reducir a la mitad la cantidad de papas fritas en las llamadas "Cajitas Felices", y además colocar una fruta o verdura dentro de ellas.

Un cambio similar, pero en menor escala, fue el que hizo Coca-Cola en 2011, cuando, al igual que su competidora, se dispuso no vender bebidas con azúcar en escuelas primarias a menos que los propios establecimientos los pidiesen "para completar metas de hidratación".

No obstante, esta última idea no fue vista con buenos ojos. El Centro de Ciencias en el Interés Público hizo una declaración pública criticando el plan, en la que incluía la frase "Qué vergüenza Coca-Cola".