Revelan mapa con ubicaciones de locales “libres de cigarro”

“Panoramas sin humo de tabaco” forma parte de una iniciativa que fomenta los espacios libres de áreas para fumadores.

Por Javiera Gracia, Emol
Sa. 17 de marzo de 2012, 15:00
Más Ménos
Michael Navarro, El Mercurio

Michael Navarro, El Mercurio


La organización “Chile Libre de Tabaco” reveló ayer un mapa virtual con las ubicaciones de restaurantes y cafés donde está prohibido fumar, como forma de promover los espacios libres de humo de cigarro.


La presentación se realizó en la confitería Torres, en la Alameda, y contó con la presencia de la vocera de la iniciativa Sonia Covarrubias, Miguel García, conocido por haber sido el rostro de la primera advertencia gráfica sobre las cajetillas de cigarros, la pediatra Lidia Amarales y la Presidenta de la Sociedad Chilena de Enfermedades Respiratorias, Carolina Herrera.


El mapa, titulado “Panoramas sin humo de tabaco”, ya se encuentra disponible en el sitio web de la organización e indica las ubicaciones de restaurantes y cafés que no permitan fumar. Sin embargo, Covarrubias advirtió que podría haber más locales libres de fumadores e hizo un llamado a contactar a la iniciativa para que se agreguen.


En la presentación también se dieron testimonios a favor de la ley anti-tabaco que se discute en el congreso. Uno de estos fue dado por Katia Parga, cuyo padre sufrió una larga agonía a causa del humo del cigarro, y que reclamó por la presencia permanente del tabaco en lugares de recreación como bares y discotecas. 


“Yo he vivido toda mi vida teniendo que ir a lugares, para poder divertirme, que están llenos de humo de tabaco. Jamás me fue posible ir a una discoteca sin que llegara todas las noches con mi pelo lleno de olor a humo, sintiéndome mal. Era como el precio que tenía que pagar para poder divertirme”, comentó.


Parga también advirtió que esta misma historia se está repitiendo con su hija, que es asmática. “No va a poder ir a una discoteque ¿Qué va a pasar cuando sus amigos la inviten a divertirse a un pub?, ella simplemente va a tener que decir ‘no puedo’, y por eso yo apoyo esta campaña y llamo a los señores senadores a votar en conciencia”, declaró.


Katia también acusó una “tiranía” por parte de los fumadores, porque “cada vez que yo levantaba la voz para decir que el humo del tabaco me molestaba, los garabatos más suaves eran pocos. Siempre se tuvo que respetar el derecho de ellos a fumar, ¿pero qué pasaba con el derecho mío a respirar un aire que no me enferme?”


Valeska Pino, quién vivió dos años en Oceanía, apuntó a las diferencias entre esa sociedad y la chilena respecto a su apreciación de los fumadores.


“Antes yo pensaba que era normal salir a bailar y fumar. Pero después de haber estado dos años allá (Nueva Zelanda y Australia), y ver que ahí la gente sale a carretear y no fuman dentro de las discotecas, para mí fue maravilloso. Acá nadie pregunta siquiera si te molesta (el humo). No es necesario estar fumando para pasarlo bien”, afirmó.


Pino advirtió que muchos menores en Chile inician su adicción al cigarro porque tienen arraigada la idea de que eso los hará resaltar en su círculo de amigos. “Los jóvenes creen, que para validarse frente a sus pares tiene que fumar, algo así como ‘soy el mejor de todos porque fumo’”, dijo.


Respecto a la discusión de la ley anti-tabaco, Lidia Amarales afirmó que “es más sano estar dentro de un túnel en Santiago que estar en un lugar en el que se fuma como una disco” refriéndose a la mala calidad del aire producto del humo del cigarro, por lo que llamó a los senadores a aprobar la ley anti-tabaco.


“Llamo al Parlamento, a los senadores, a que actúen en defensa de la ciudadanía, la población como Katia o Valeska que piden los ambientes libres de humo de tabaco, pero también a los trabajadores que operan en esos locales (discotecas y casinos), porque ellos necesitan trabajar en un ambiente sano”, dijo.


La presidenta de la Sociedad Chilena de Enfermedades Respiratorias, Carolina Herrera, también habló a favor de la erradicación del humo de tabaco en los restaurantes, afirmando que el cigarrillo era causante de al menos 17 mil muertes al año en nuestro país, a un ritmo de una víctima cada media hora.