Polémicas decisiones afectan a mujeres deportistas en JJ.OO. de Londres

Usar falda en el boxeo o no poder usar bikini en el voleibol playa estuvieron en la mira.

Emol
Ju. 19 de abril de 2012, 10:57
Más Ménos


A menos de 100 días de que comiencen los Juegos Olímpicos de Londres, las mujeres son el centro de la polémica por una serie de decisiones que se hacen cargo de la discriminación de las que son objetos en algunas naciones.


La primera de ella tiene que ver con la decisión del gobierno de Arabia Saudita de no enviar mujeres a la competición. Así lo comunicó el jefe del Comité Olímpico de ese país musulmán, el príncipe Nawaf Ben Fayçal, quien agregó que se podría apoyar individualmente a las deportistas residentes en el extranjero.


Arabia Saudita nunca ha enviado mujeres en su representación a los JJ.OO. debido a la reticencia de las autoridades religiosas, por lo que se había iniciado una campaña para revertir la medida.


Sin embargo, el príncipe zanjó el tema en forma categórica: "No vamos a avalar ninguna participación femenina saudí en los Juegos Olímpicos o en otras competiciones internacionales. Pero la participación femenina podría tomar la forma de la participación de estudiantes y residentes en el extranjero y nuestro papel será el de ayudarlas para que su contribución sea conforme a la sharia (ley) islámica", dijo.


La resolución generó una inmediata respuesta del embajador especial de Naciones Unidas (ONU) para el Deporte, Willi Lemke, quien exigió a Arabia Saudita que haga caso al COI y envíe al menos a una deportista a los JJ.OO..


"Es un claro mensaje para todo el mundo que todo país envíe deportistas, hombres y mujeres", dijo Lemke. Añadió que “la ONU espera que todo comité olímpico, incluido el de Arabia Saudí, envíe al menos a una o dos mujeres a Londres".

Sin falda, menos mal

La decisión árabe se suma a otras resoluciones que podrían haber generado cierto resquemor de prosperar. A comienzos de marzo, la Asociación Internacional de Boxeo Amateur debió dar pie atrás a una decisión de obligar a todas las boxeadoras a participar con falda en las competiciones de Londres, para así distinguirlas de los hombres, habían dicho.


La medida fue duramente criticada por varias boxeadoras famosas como la irlandesa Katie Taylor, tres veces campeona mundial, quien alzó la voz y tildó la decisión de “vergonzosa”.


"Es una vergüenza que obliguen a algunas boxeadoras a llevar esas minifaldas; deberíamos poder llevar pantalones, como hacen los hombres", declaró Taylor. "No voy a llevar minifalda; no me la pongo cuando salgo por la noche, así que, desde luego, no la voy a llevar en el cuadrilátero", aseguró en su momento la irlandesa.


El Comité Olímpico Internacional (COI) incluye por primera vez en estos juegos el boxeo femenino, que se dividirá en tres categorías: peso pluma (51 kg), ligero (60 kg) y medio (75 kg).


Uno de los fundamentos que había tenido en cuenta la AIBA para establecer la falda como vestimenta era que eran más “elegantes”, pero finalmente debieron dar marcha atrás. La medida fue dejada con carácter de opcional.

Sin bikini, a voluntad

Las críticas no se detienen ahí. A fines de marzo la Federación Internacional de Voleibol estableció que las jugadoras de voleibol playa no estarán obligadas a usar el short tipo bikini que es característico de esta competencia.


La idea es darle una salida a las jugadoras provenientes de países musulmanes, donde esa prenda es muy cuestionada.


"Muchos de estos países tienen requerimientos religiosos y culturales así que el uniforme debe ser más flexible", señaló el vocero de la FIVB, Richard Baker.


Según la nueva normativa, las jugadoras podrán utilizar un short o pantalón largo que debe tener una longitud máxima de 1,8 pulgadas (4 cms.) sobre la rodilla.