Comer frutas y vegetales reduce el riesgo de diabetes

Y mientras mayor es la variedad, mejor.

Por Amy Norton, Reuters
Mi. 02 de mayo de 2012, 10:06
Más Ménos


NUEVA YORK. - Las personas que comen más frutas y vegetales correrían menos riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, y consumir una amplia variedad de esos alimentos saludables sería clave para prevenir la enfermedad, según revela un estudio británico.


Los resultados, publicados en la revista Diabetes Care, no prueban que comer frutas y vegetales evitará la condición, que está relacionada con la obesidad y la edad avanzada, pero los investigadores dijeron que esto debería brindar a las personas más incentivo para mejorar su alimentación.


El estudio sobre más de 3.700 adultos estadounidenses reveló que aquellos que comían la mayor cantidad de frutas y vegetales por semana tenían menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 durante 11 años que los que consumían las menores cantidades de esos alimentos.


El riesgo de diabetes también fue menor entre las personas que comían mayor variedad de frutas y vegetales, más allá de la cantidad concreta que consumían.


Esto sugiere que las personas deberían focalizarse no sólo en cuántas porciones de frutas y vegetales comen por día, dijo la investigadora Nita Forouhi, del Instituto de Ciencia Metabólica en Cambridge, Gran Bretaña.


"El hallazgo sobre la variedad en la ingesta es nuevo y emocionante, dado que demuestra que independientemente de la cantidad consumida, tenemos la posibilidad de obtener beneficios adicionales e importantes al escoger una variedad de diferentes frutas y vegetales como parte de una dieta equilibrada", agregó la autora.


Una porción equivale a media taza de vegetales cocidos o a una fruta fresca de tamaño mediano. Para el estudio, el equipo observó datos de 3.704 adultos de entre 40 y 79 años que participaron de un estudio más amplio sobre nutrición y enfermedades crónicas.


De esas personas, 653 desarrollaron diabetes tipo 2 durante 11 años. Todos los participantes del estudio confeccionaron un diario sobre el consumo semanal de alimentos al inicio del estudio, y el equipo de Forouhi halló que quienes informaban la ingesta más variada de frutas y vegetales eran menos propensos a desarrollar diabetes en el siguiente año.


Del tercio con el mayor consumo -generalmente unas seis porciones de fruta o vegetales al día-, el 16 por ciento fue diagnosticado con diabetes tipo 2, comparado con el 21 por ciento del tercio de participantes con la menor ingesta de vegetales y frutas (alrededor de dos porciones diarias). Ese grupo con bajo consumo de frutas y vegetales coincide con la dieta promedio estadounidense.


Por supuesto, las personas que comen muchas frutas y vegetales serían diferentes por muchos motivos, dijo Forouhi, incluido el peso, los niveles de ejercicio, los hábitos tabáquicos y la educación.


Pero cuando el equipo tuvo en cuenta esos factores, el consumo elevado de frutas y vegetales aún siguió vinculado a un 21 por ciento menos de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Los investigadores hallaron un patrón similar cuando se trataba de la variedad.


Las personas que comían, en promedio, 16 tipos diferentes de frutas y vegetales por semana eran un 40 por ciento menos propensas a desarrollar diabetes que aquellas cuyo consumo promediaba los ocho tipos diferentes. La variedad sería clave porque ayuda a asegurar que se recibe un amplio rango de nutrientes.


 Esto incluye no sólo vitaminas y minerales, sino también fibra y compuestos de las plantas llamados fitoquímicos, que ayudarían a proteger a las células del daño que puede llevar a enfermedades crónicas. Para tener una buena variedad, Forouhi sugirió incorporar colores al repertorio de frutas y vegetales, aunque esto tiene que ser parte de un estilo de vida saludable a nivel general.