¿Tu pelo está opaco y quebradizo? Intenta mejorarlo con un tratamiento de reparación

Ésta es la época ideal para hacerse uno, sobre todo en aquellos cabellos que han sufrido impactos fuertes, como coloraciones reiteradas o abuso de alisados con plancha.

Por M. Francisca Prieto, Emol
Ma. 14 de agosto de 2012, 08:24
Más Ménos
Carla Dannemann, El Mercurio

Carla Dannemann, El Mercurio

Cepillas tu cabello y al llegar a las puntas notas que se ven secas, maltratadas y con sus puntas abiertas. También observas las raíces y te das cuenta de que está opaco y sin brillo. Si es así, tu pelo está pidiendo a gritos un tratamiento de reparación que lo fortalezca, y le devuelva su estructura y suavidad.

Adrián Peñaloza, estilista del AF Salón (Mar del Coral 7050, Las Condes), sostiene que realizarse tratamientos de reparación en el cabello es muy recomendable, sobre todo en aquellos que han tenido impactos fuertes, como coloraciones reiteradas, o han estado expuestos a químicos, como pastillas o incluso quimioterapia. "A estas personas en el momento del crecimiento el pelo les cambia: lo pueden tener crespo y les sale liso, oscuro y les sale claro. Siempre van a haber cambios fuertes, entonces estos tratamientos los necesitan para rehabilitar el cabello y darle fuerza", explica.

Ahora, si el pelo está sano, un tratamiento de reparación no sirve de nada e incluso puede ser perjudicial. "Por ahí dicen que todos los excesos son malos, y si el pelo está en perfecto estado y se le suma grasa, se les está dando más de lo que necesita y eso provoca, por ejemplo, desequilibrio en el pH", afirma el especialista.

Pero, ¿en qué debes fijarte para saber si tu cabello necesita un tratamiento de reparación? Adrián Peñaloza sostiene que es clave fijarse en el estado en que están las puntas. Así, si éstas se abren de una forma gruesa y están amarillas, significa que están débiles a causa, por ejemplo, de una mala alimentación. "Entonces a ese cabello hay que sacarle esas puntas y nutrirlo por completo", dice. Por otra parte, si las puntas están abiertas y quebradizas, quiere decir que el pelo está deteriorado a causa de químicos.

Otro indicador es que el cabello esté opaco y sin brillo. En ese caso, antes de realizar un tratamiento de reparación, el estilista recomienda cambiar de shampoo.

Respecto a la mejor época para reparar el pelo, Adrián Peñaloza sostiene que hay dos. La primera es en los meses de septiembre, octubre y noviembre, ya que es un período en que las personas manifiestan tanto estrés -que también tiene repercusiones en el estado del cabello-, pero en que se están preparando para sufrirlo por la cercanía del fin del año. El otro momento ideal es marzo, después de que el pelo ha estado sometido al sol, la sal y el cloro del verano.

Por último, el especialista aconseja que cada tres meses las personas acudan a un salón para controlar su cabello. "Ahí se ve qué shampoo está usando, cómo está el estado del pelo, cómo está la cutícula, si hay caída, etc.", explica.

Dos alternativas

Si crees que necesitas un tratamiento de reparación para tu cabello, aquí te presentamos dos alternativas.

Wella acaba de lanzar su "Polireparación con extracto de seda", un servicio intensivo orientado a quienes requieren potenciar la vitalidad de su pelo. "Les devuelve su estructura, los deja más firmes y, por lo tanto, también más sedosos, suaves y brillantes", describe Eva Araya, product manager de la marca.

Asimismo, es un tratamiento que puede ser aplicado en mujeres de todas las edades, pelos largos o cortos, gruesos o delgados, teñidos o naturales, etc.

El componente principal de los productos que se utilizan en este servicio es, precisamente, la proteína de seda, la cual otorga sedosidad. Sin embargo, también contienen creatina, que fortalece el cabello tanto por dentro como por fuera, y pantenol, que lo humecta.

La "Polireparación con extracto de seda" se realiza en los salones que trabajan con productos Wella y tiene dos variedades, uno tradicional y otro térmico. Éste último incluye pequeños golpes de calor con una plancha que permiten que el producto penetre más profundamente.

Por su parte, Sebastian Professional cuenta con Penetraitt, un tratamiento que según Helena Sliachticas, gerenta de educación de la marca, es "casi legendario".

"Penetraitt es a base de proteínas, que lo que hace es reparar profundamente la hebra y reconstruir el cabello", explica Sliachticas. Por esta razón, es muy recomendado para los cabellos que han pasado por muchos procesos químicos, como coloraciones o diversos alisados, y que están debilitados. "La mujer siente que su cabello está partiéndose con facilidad o que se puso muy elástico, siente que al momento de peinar el cabello ya no tiene la misma fuerza", describe la especialista.

El tratamiento de reparación de Sebastian también se realiza en los salones que trabajan con la marca y, al igual que en el caso anterior, tiene dos variedades: classic y active. El primero -explica Helena Sliachticas- es intenso y profundo, e incluye la aplicación de calor por alrededor de 20 minutos. El segundo, en tanto, es ideal para las mujeres que no disponen de tanto tiempo para estar en el salón, ya que también trabaja en forma profunda, pero en un menor período de tiempo. La diferencia que tiene con el classic es que, además de aplicarse una dosis un poco menor de producto, éste no se enjuaga y se activa con el calor del secador de pelo al peinar.

Tanto la "Polireparación con extracto de seda" de Wella como el tratamiento Penetraitt de Sebastian cuentan con productos para el cuidado en casa para mantener por más tiempo los resultados que se logran en el salón.