Caricaturas pueden ayudar a comer saludable a los niños

Usar calcomonías en frutas y vegetales pueden ser un incentivo.

Reuters
Mi. 22 de agosto de 2012, 08:45
Más Ménos


¿Puede hacer Elmo que a los niños les gusten las manzanas?


Para los niños que hacen ascos a frutas y verduras, la imagen de un dibujo animado en un aperitivo saludable podría hacer más atractiva esta elección, según un estudio elaborado en Estados Unidos.


Los investigadores, cuyos resultados se publicaron en Archives of Pediatric and Adolescent Medicine, descubrieron que cuando se ofrecían manzanas y galletas durante el almuerzo a los estudiantes de enseñanza primaria, era más probable que los niños eligieran la manzana si tenía la calcomonía de un dibujo animado como el personaje de Barrio Sésamo.


"Si tratamos de promocionar una alimentación más sana, necesitamos ser tan inteligentes como las empresas que venden comida menos saludable", dijo David Just, codirector del Centro Cornell de Economía del Comportamiento en el Programa de Nutrición Infantil, que trabajó en el estudio.


Tomando nota de que los personajes de dibujos animados y la publicidad llamativa que a menudo se ponen en paquetes de galletas y caramelos, añadió: "el mensaje debería ser: combatir el fuego con el fuego".


Just y sus compañeros ofrecieron galletas y manzanas a 208 niños de entre ocho y 11 años en escuelas de zonas suburbanas y rurales cada día a la hora del almuerzo durante una semana.


Los niños podían elegir una manzana, una galleta o ambas, junto con la comida normal. Algunos días, los aperitivos se ofrecieron sin pegatinas de dibujos animados u otro tipo de marcas. Otros días, ya fuera la galleta o la manzana llevaban la imagen de un personaje de dibujos familiar.


Cuando los alimentos no tenían ninguna marca, el 91 por ciento de los niños optó por la galleta y sólo menos de un cuarto tomaron la manzana. Pero cuando la pegatina de Elmo estaba en las manzanas, el 37 por ciento de los niños cogieron la fruta, informaron los investigadores.


Las calcomonías en las galletas no afectaron la elección de los niños por el dulce. "Hay muchos alimentos con una pobre calidad nutricional y están siendo comercializados para los niños", dijo Christina Roberto, que estudia la elección de alimentos en la Escuela Harvard de Salud Pública en Boston y que no formó parte del estudio.


Los personajes que les resultan simpáticos a los niños para este tipo de marketing "no están apareciendo en zanahorias o manzanas como sí lo hacen en un amplio abanico de comidas que no son saludables para los niños", agregó.


Utilizar calcomonías en frutas y verduras podría ser una opción barata para ayudar a mejorar las dietas de los estudiantes, dijo, así como algo que los padres pueden hacer en casa. "Crear este tipo de asociaciones positivas no es una mala idea sobre todo si estás luchando para que los niños coman comidas sanas", agregó.