SoulCycle, el entrenamiento de cuerpo y mente que la rompe entre las celebridades

Se parece a una clase de spinning, pero con la diferencia de que durante ella los instructores gritan mantras motivacionales. Además, se realiza a la luz de las velas.

Emol
Sa. 01 de septiembre de 2012, 07:00
Más Ménos

"Eres un guerrero", "tú puedes hacerlo", "deja de lado tus demonios". Si escucharas estos gritos de seguro pensarías que estás en el medio de una efusiva prédica religiosa, pero para quienes asisten regularmente a las clases de SoulCycle son frases comunes que los incentivan a esforzarse al máximo en esta novedosa práctica deportiva.

Katie Holmes, Chelsea Clinton, Brooke Shields y Nicole Kidman son algunas de las famosas que se han visto seducidas por este entrenamiento, en el que cuerpo y mente trabajan a la par. "Combinando coaching inspiracional y música energética, SoulCycle ofrece un entrenamiento atractivo que beneficia tanto a la mente como al cuerpo", se explica en la página web oficial de la disciplina.

El SoulCycle nació en Nueva York de la mano de Julie Rice y Elizabeth Cutler, cuyas vidas se juntaron en la Gran Manzana. Allí, ambas buscaron algún tipo de ejercicio cardiovascular que las mantuviera en forma y, a la vez, les sirviera de inspiración, mentalmente hablando. Sin embargo, no lo encontraron y por eso decidieron crearlo.

El primer estudio de SoulCycle fue abierto en la Calle 72 del lado oeste de Manhattan y ha sido tal el éxito que han tenido, que ya cuentan con ocho locales en Nueva York y uno en Los Angeles, al cual se sumará otro más durante la primera semana de septiembre.

Pero, ¿en qué consiste esta disciplina? En el fondo se trata de una clase de spinning o ciclismo indoor, que ofrece a quienes la practican "un trabajo físico intenso en un ambiente divertido y energizante", según se describe en internet.

Sin embargo, eso no es todo, ya que las clases de SoulCycle además incorporan un "entrenamiento" mental, mediante el uso de mantras motivacionales que son gritadas por los instructores.

Pedaleando a la luz de las velas

Otra singularidad de esta práctica deportiva es que las sesiones se realizan a la luz de las velas. ¿La razón? "Al mantener iluminación baja, SoulCycle crea un santuario cardíaco al que se puede venir para despejar la mente", se explica. Por esto, para preservar un ambiente "inspirador", quienes asisten a las clases deben cumplir con algunas reglas tales como no utilizar sus teléfonos celulares, no conversar con las otras personas o mantener una actitud de respeto hacia los otros durante las sesiones.

La clase tradicional tiene una duración de 45 minutos, y en ella también se incluye trabajo de pesas y ejercicios básicos. Su objetivo es quemar grasas y aumentar la fuerza.

Para los más valientes existe una clase llamada SoulSurvivor, que se extiende por 60 minutos. Ésta es más intensa, ya que busca tonificar más, así como quemar más grasas.

Los adolescentes tienen una clase especialmente diseñada para ellos. SoulTeen está orientada a niños entre 12 y 17 años, que desean mejorar tanto su capacidad cardiovascular como su coordinación. Los jóvenes menores de 14 años deben ser acompañados por un adulto.

Finalmente, también hay una clase denominada SoulBands, en la que se utilizan bandas elásticas que están ancladas a un riel que se desliza por encima de cada bicicleta. "Este ejercicio de 60 minutos tonificará tus abdominales, oblicuos, hombros, tríceps, bíceps, espalda y pecho", se explica en la página web.

Respecto al costo de asistir a estas novedosas clases, sólo se puede decir que no es barato: una sola sale US$ 32 (unos $15 mil), mientras que por un paquete de 10 hay que desembolsar US$ 310 (unos $149 mil). La opción más costosa asciende a US$ 3.500 ($1.680.000 aproximadamente) y contempla 50 clases, con una vigencia de 12 meses.

Sin embargo, el valor parece no tener importancia para los seguidores de esta disciplina y eso sus creadoras lo tienen más que claro. Es por esto que, según señalaron en junio pasado a la revista "Time", para 2013 esperan doblar la cantidad de locales con los que cuentan en la actualidad, para llegar a operar 60 en 2015. ¿Estará uno de ellos ubicado en Chile? Ya lo veremos.