Crean en Chile el primer adelgazante natural para combatir el sobrepeso

Se trata de un producto nutracéutico que combina siete ingredientes que son considerados efectivos en la lucha contra los kilos de más.

Por M. Francisca Prieto, Emol
Do. 09 de septiembre de 2012, 07:00
Más Ménos

Septiembre ya comenzó, los días comienzan a ser menos fríos y la imagen de las vacaciones de verano se hace más nítida. Y el agrado que esto provoca poco a poco se desvanece al pensar que la ropa delgada y el traje de baño dejarán en evidencia los kilos de más. Es por esto que ahora es el momento preciso de iniciar la lucha contra ellos.

Para algunos sólo basta con cambiar hábitos y hacer un poco de ejercicio, pero otros requieren de un esfuerzo mayor que hasta puede significar el uso de algún medicamento. La popular sibutramina, tan utilizada en tratamientos para adelgazar, está prohibida y hoy el mercado sólo ofrece el orlistat, fármaco que evita la absorción de grasas ayudando así a bajar de peso, aunque también provocando algunos trastornos gastrointestinales que a veces pueden resultar bastante vergonzosos.

Es por esta razón que un laboratorio chileno se percató de la necesidad de disponer de más alternativas y creó Slimvia, un adelgazante que se ubica en la categoría de nutracéutico, lo que quiere decir que a pesar de que sus principios activos son naturales, su efectividad lo hace más cercano a un medicamento.

El producto, que desde esta semana comenzó a venderse en una cadena de farmacias, fue desarrollado con la ayuda de expertos extranjeros y chilenos. Durante los años de investigación, los especialistas probaron diferentes ingredientes que han demostrado que ayudan a bajar de peso en personas sanas y finalmente seleccionaron siete, que son los que componen Slimvia. "Son los que han arrojado mayor evidencia científica y clínica en humanos para combatir el sobrepeso y la obesidad", afirma Sandra Ferré, bioquímica especialista en nutrición de Nutrapharm.

Los ingredientes -extracto de solanum tuberosum, pimienta de cayena, té verde, cafeína, algas pardas, pimienta negra y picolinato de cromo- son todos naturales, y fueron incorporados en dosis seguras y adecuadas. Por ejemplo, en el caso de la cafeína, sólo tiene 50 mg., mucho menos que lo que hay en una taza de café.

Slimvia logra disminuir las reservas de grasas depositadas en el organismo mediante diversos mecanismos de acción: aumenta la termogénesis favoreciendo el gasto energético; favorece la oxidación de las grasas (quema las almacenadas y las utiliza como fuente de energía); disminuye la lipogénesis (evita que el cuerpo acumule más grasa en sus adipositos); promueve la saciedad y el control del apetito; mejora la función de la insulina y regula el nivel de glicemia o azúcar en la sangre.

El adelgazante está siendo estudiado por especialistas, como la doctora Mónica Manrique, médico nutrióloga y directora del Capítulo Chileno de la Alianza Global contra la Obesidad, quien además participó en el lanzamiento del producto con una charla sobre la situación del sobrepeso y la obesidad en Chile.

Por otra parte, está siendo probado en 50 pacientes con sobrepeso u obesidad, quienes han manifestado que el efecto que más han notado es la inhibición inmediata del apetito. Según explica Sandra Ferré, esto se debe a que al tomarlo, Slimvia aumenta la secreción de la hormona colecistoquinina, la cual "informa" al sistema nervioso, concretamente al hipotálamo, y activa la señal de saciedad. "Entonces, la persona puede sentarse a comer sin llegar con esa hambre, esa ansiedad, que tenía antes, sino que con una porción moderada queda satisfecha. Así se evita la hiperfagia o comer en forma compulsiva", sostiene la bioquímica. De esta manera, la ingesta calórica se logra reducir en un 20%.

Sin efecto rebote

Slimvia está indicado para mayores de 18 años que presentan sobrepeso (IMC entre 25 y 29,9) u obesidad leve (IMC entre 30 y 34,9). Sin embargo, quienes sólo se sienten un poco "rellenitos" también pueden tomarlo e incluso -asegura la especialista- es posible que obtengan resultados más rápidamente, ya que su acumulación de grasas es menor y está localizada.

Asimismo, Sandra Ferré asevera que con este adelgazante natural es baja la posibilidad de efecto rebote, ya que se trata de un producto que no genera dependencia, porque no modifica ningún parámetro bioquímico o fisiológico. "Ahora, si la persona deja de tomar el producto y empieza a comer comida chatarra, por ejemplo, ahí sí que va a subir de peso, pero no por la falta de Slimvia", puntualiza.

Otro aspecto importante a considerar es que Slimvia hace efecto por sí solo, es decir, no es necesario complementarlo con dieta o ejercicio. "Pero nosotros siempre estamos difundiendo el estilo de vida saludable, corregir los hábitos alimentarios, no hacer una dieta estricta, sino comer bien, saludable, y ejercicio físico ojalá tres veces por semana, en forma periódica y regular", agrega la bioquímica.

El tratamiento recomendado consiste en dosis diarias de dos cápsulas ingeridas media hora antes de una comida principal, como el almuerzo o la cena. La especialista afirma que, aunque el tiempo que debe durar la terapia depende de las necesidades de cada caso, se sugiere seguirla por un mínimo de tres meses.

Además, el uso de Slimvia está contraindicado para niños y mujeres embarazadas o en etapa de lactancia. En el caso de las personas que sufran de patologías complejas, Sandra Ferré indica que lo más recomendable es que antes de consumir el adelgazante consulten con su médico, esto a pesar de que el producto es de venta libre, es decir, sin receta, ya que no se trata de un medicamento.